Pacheta saludó a Chema Aragón y a las trabajadoras del club. / Avelino Gómez

La permanencia debe esperar tras la primera derrota en casa de 'Etxebe'

El Mirandés aventaja en 12 puntos a los equipos en zona de descenso con 15 por jugar después de caer en Anduva con buenas sensaciones

ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo vio frenada su racha positiva en Anduva desde que Joseba Etxeberria se hizo cargo del banquillo mirandesista. Hasta la visita del Valladolid, otro adversario que por merecimientos podría haber caído perfectamente este domingo, el Mirandés se había deshecho de forma consecutiva de Tenerife, Cartagena, Ponferradina y Burgos. El bloque pucelano fue el que rompió esta dinámica positiva después de aliarse con la suerte porque si alguien hizo méritos para ganar este fin de semana, ese fue el cuadro local.

La situación, por lo tanto, está igual que antes del encuentro. La ventaja con respecto al descenso, que marcan Amorebieta y Real Sociedad B, ambos con 34 puntos, es de 12. Solo quedan quince por jugar, de tal manera que se deberá buscar este objetivo el próximo sábado en el envite que acogerá el estadio Carlos Tartiere frente a un Oviedo que aspira a jugar el 'play off' de ascenso. El Mirandés es decimosexto en la tabla, por encima de Málaga y Sporting.

Los andaluces cayeron 1-3 ante el Eibar, así que se quedan con 41 puntos, siete por encima del pozo y cinco menos que los de Etxeberria y el Sporting juega esta noche en Almería. También tiene 41.

Goles de dos exrojillos

Otros marcadores que deparó la jornada dominical fue el triunfo precisamente del próximo adversario, el Oviedo. Ganó 1-2 al Alcorcón a pesar de que los carbayones encajaron primero frente a un oponente que ya es equipo de Primera RFEF. Dieron la vuelta al electrónico con una particularidad: los dos tantos los consiguieron dos exfutbolistas mirandesistas: Matheus y Hugo Rama.

Ambos fueron en la recta final del choque. El delantero lo consiguió en el minuto 81 y el centrocampista gallego cuando se había cumplido el 90. Recibirá al Mirandés en la sexta plaza, en puesto de fase de ascenso por lo tanto, con 60 puntos.

El duelo entre equipos insulares, Ibiza-Las Palmas, concluyó con igualada a un tanto. Los baleares tienen dos puntos más que el Mirandés y los amarillos se quedan a cinco del sexto lugar de la clasificación.

Los dos últimos compromisos que se jugaron el domingo terminaron con sendas tablas sin goles. El Lugo y el Leganés no vieron puerta ni tampoco hubo dianas en el Zaragoza-Burgos que acogió el estadio de La Romareda.