Permanencia, un ascenso y plazas de 'play off', en juego

A. GARRAZA

La antepenúltima jornada del campeonato de Segunda División que se pone en marcha mañana podría decidir ya una serie de puestos relevantes de cara a la clasificación final. De entrada, lo más destacado para la hinchada rojilla es que el Mirandés, si gana su partido ante el Ibiza el domingo o bien pierde antes, este viernes, la Real Sociedad B ante el líder Almería, habrá certificado su continuidad en Segunda División.

Además de este hecho, si el cuadro andaluz derrota al filial donostiarra y el Valladolid no es capaz de superar en Zorrilla a una Ponferradina que se juega entrar en la fase de ascenso, los rojiblancos serán los primeros en ascender a la máxima categoría. Ya este fin de semana, a falta de dos duelos para el final, porque el Pucela tendría, en este caso, imposible darles alcance.

La fase de ascenso también podría quedar concretada en algunas posiciones. El Eibar ya sabe que la jugará, seguro, si no logra el ascenso directo, que es su primer y claro objetivo después de haber permanecido en lo alto de la tabla durante gran parte del curso.

El Valladolid también tiene en mente subir por la vía rápida pero si no fuera así, con puntuar el sábado ante el cuadro berciano se habrá asegurado su presencia en las eliminatorias finales. Si bien, como es lógico, su deseo es evitarlas y conseguir antes, en la fase regular, el premio gordo.

El Tenerife es otro de los conjuntos que puede confirmar en esta jornada 40 su presencia en las rondas finales por el ascenso, su meta a día de hoy. Con hacer lo mismo que haga la Ponferradina le servirá para garantizarse la continuidad, una vez concluida la competición de la regularidad, en los cruces finales para buscar la tercera y última plaza con la que entrar en la elite, donde hace mucho que no está.

Por la parte baja de la tabla también se puede clarificar el futuro de algunos clubes. Al margen de que Mirandés, Lugo y Zaragoza pueden sellar su permanencia de manera oficial (gallegos y maños aún no la tienen de forma matemática, sí virtual, antes de arrancar esta jornada), el Amorebieta se podría sumar a Fuenlabrada y Alcorcón y ser el tercer equipo descendido si los de Haritz Mujika pierden su encuentro contra el Huesca y puntúan tanto Málaga como Sporting en sus respectivos partidos.

Los blanquiazules visitan al Tenerife, con todo lo que tiene en juego el bloque insular y los asturianos reciben al Girona, otro claro aspirante a seguir en el mes de junio la competición

El Sanse, por su parte, aún tendría vida si cae mañana por la noche frente al primer clasificado, pero dependería aún más de malacitanos y sportinguistas en las dos últimas citas que quedarán por disputarse.