Los servicios médicos del club atienden al delantero tras sufrir el golpe en el costado izquierdo de la cara. / A. Gómez

Pendientes de las pruebas a Raúl García

El pichichi se retiró conmocionado tras recibir en la cara un cabezazo, aunque ya ha podido destacar el valor de los «tres puntazos»

ÁNGEL GARRAZA

El jugador permaneció varios minutos sobre el césped tras propinarle un defensa del Lugo un fuerte cabezazo en la cara (acción que no se señaló ni con falta). Acto seguido, recibió la atención de los servicios médicos del Mirandés y, posteriormente, dejó algo aturdido el rectángulo de juego, acompañado por personal del primer equipo hasta el vestuario. Pidió el cambio. Una de las sensaciones esta temporada de Segunda División no podía seguir en el campo. El técnico, Joseba Etxeberria, indicó que aguardarían a conocer los resultados del examen más exhaustivo que se le iba a realizar el lunes (por ayer), por lo que se está a la espera de determinar qué sufre exactamente Raúl García.

El pichichi, no obstante, resumió horas después, vía redes sociales, sus sensaciones tras el importante triunfo conseguido ante el Lugo. «Tres puntazos delante de nuestra afición. Gracias por el apoyo», lo que invita a pensar que no se trata de algo grave, más allá de haber sufrido un fuerte golpe.

«Tiene un golpe a la altura de la ceja, del ojo, que esperemos no sea nada grave. Nos hemos alarmado y asustado todos, pero parece que no es tan grave de lo que en un principio parecía», señalaba Etxeberria tras ser preguntado por el estado del jugador.

El inquilino del banquillo mirandesista apelaba a la prudencia. «Vamos a esperar a que le hagan las pruebas y mañana (por el lunes) sabremos un poco más. Parece que está un poco mejor».

El goleador abandonó el rectángulo de juego en el minuto 82. Fue sustituido por Nacho Castillo después de participar de forma muy activa en el triunfo del equipo jabato. Abrió la cuenta goleadora del Mirandés tras recibir una asistencia de Pinchi (magistral su taconazo). Primero se topó con el poste y en el segundo intento, embocó a gol.

Y para que su partido fuese completo, al margen de lo que aporta en otras facetas menos vistosas para que el equipo juegue como lo está haciendo ahora, asistió en la segunda diana a Raúl Navas con un centro medido. El jugador cedido por el Betis pasa, marca, descarga, presiona... Es, en definitiva, el delantero completo.

Tanto es así que ya suma diez goles y cuatro asistencias. Solo tienen por delante en la tabla de realizadores al granadinista Uzuni (12 tantos), mientras que en pases de gol ya llega a cuatro. No menos destacable. Suyo fue el que materializó Salinas ante el Huesca después de protagonizar una buena acción por el perfil diestro del ataque. Su 'pase de la muerte' permitió al lateral lograr su primer tanto como rojillo.

Las otras dos se contabilizaron en los encuentros ante el Huesca, para que Pinchi marcara una de las dianas y frente al Albacete, cesión que convirtió posteriormente Roberto López en gol.

Mientras tanto, el resto del equipo sigue con el plan de preparación con vistas a afrontar el próximo desplazamiento a Las Palmas. Tanto hoy como mañana se ejercitarán en el campo 2 de los anexos, quedando pendiente el ensayo del jueves, el día anterior del compromiso frente a los canarios.

«Este equipo quiere más», apunta Álex Martín al hacer extensible el pensamiento de los futbolistas de la plantilla y del cuerpo técnico después de lograr el primer triunfo en casa de 2023. «Vamos a por más», señala Roberto López ante lo que está por venir. De momento, el envite ante el segundo clasificado, adversario que sería hoy de Primera si terminara así la Liga.