Ramón Juan saluda a la grada tras un encuentro en Anduva. / Avelino Gómez

Pendientes de las pruebas a Ramón Juan

El portero, que firmó una actuación espectacular contra Las Palmas, tuvo que ser sustituido y todo apunta a un pinchazo en los isquiotibiales

RAÚL CANALES

Si el Mirandés estuvo cerca de arañar un punto en su visita a Gran Canaria fue por la soberbia actuación de Ramón Juan. El portero rojillo sacó cuatro manos salvadoras en la primera mitad y desesperó a los atacantes locales, que ya no sabían que hacer para superar al meta.

«En el primer tiempo nos sostuvieron las paradas de Ramón Juan», reconocía Etxeberria al acabar el encuentro. Y es que en apenas diez minutos, el catalán frustró cuatro mano a mano. En todas las acciones ganó la partida a los delanteros, y eso que enfrente tenía jugadores de la talla de Jonathan Viera, Marc Cardona o Moleiro.

Sin embargo, no pudo completar el partido ya que en la recta final tuvo que ser reemplazado tras lesionarse en una acción en la que se abrió excesivamente de piernas para tapar el ángulo a Viera. Aunque los servicios médicos del club trataron de que pudiera seguir sobre el campo, rápidamente sus compañeros pidieron al banquillo el cambio. Ramón Juan tuvo que abandonar el estadio ayudado por las asistencias al no poder caminar y con visibles gestos de dolor.

A falta de un examen más exhaustivo, todo apunta a que el meta se perderá varias jornadas. «Notó un pinchazo en el isquio. Veremos qué dicen las pruebas, pero la sensación no es buena», apuntaba Etxeberria, quien ya asume que no podrá contar con sus servicios para el fin de semana. «Esperemos que se recupere cuanto antes y que vuelva a su mejor nivel», comentó sobre la lesión.

En la previa del encuentro ante Las Palmas, Etxeberria había dejado claro que su intención es mantener la rotación en la portería. En las últimas jornadas ha tenido más participación Ramón Juan, aunque Alfonso Herrero ha contado con más minutos a lo largo de la primera vuelta. El catalán ha jugado nueve encuentros mientras que Herrero ha sido titular en 15 y ha saltado al césped desde el banquillo otra vez más, concretamente el viernes para reemplazar a su compañero.

Etxeberria volvió a insistir tras el encuentro en una idea que ya había apuntado en los días anteriores: «tenemos dos de los mejores porteros de Segunda». El técnico asegura que no le ha quitado el sueño ni un solo minuto el debate de la portería porque tiene plena confianza en los dos jugadores, así que no le preocupa el nombre del que se pone bajo los palos cada semana.

Los números dan la razón al técnico, ya que tanto Alfonso como Ramón Juan están firmando buenas actuaciones. Por eso la intención de Exteberria, una vez se recupere el catalán, es mantener las rotaciones, aunque no sea algo muy habitual en el fútbol profesional. «Estamos tranquilos porque tenemos dos grandes porteros», remarca.