La misma pegada y un liderato más caro

El equipo suma menos puntos que el año pasado pese haber goleado lo mismo y encajar menos goles en contra. /A. G.
El equipo suma menos puntos que el año pasado pese haber goleado lo mismo y encajar menos goles en contra. / A. G.

El Mirandés ocupa idéntico puesto en la tabla clasificatoria y acumula la misma cantidad de goles a favor (37), tras 24 jornadas, que en la temporada pasada a estas alturas de competición

TONI CABALLERO

Decía el difunto Alfredo Di Stéfano que «un partido de fútbol sin goles es como un domingo sin sol». Pues bien, los aficionados rojillos pueden estar satisfechos, al menos en este apartado, porque la capacidad goleadora del Club Deportivo Mirandés esta campaña está fuera de toda duda. Actualmente, el cuadro mirandesista es el tercer conjunto que más tantos anota del grupo segundo de Segunda B con 37 goles, sólo por detrás de Racing (48) y Bilbao Athletic(43).

Los pupilos de Borja Jiménez promedian 1,5 goles por partido en las 24 jornadas de campeonato doméstico que se han disputado hasta el momento. Curiosamente, la misma cifra (37 goles a favor) que sumaba el equipo rojinegro, entonces dirigido por Pablo Álfaro, a estas alturas del curso pasado. Si bien es cierto que este año parece tener mejor asegurada la portería defendida por Limones, ya que ha encajado 19 tantos en contra hasta la fecha (0,79 por encuentro) por los 24 de la contienda pasada (1 por partido).

Sin embargo, las similitudes del Mirandés del técnico abulense respecto a su antecesor no finalizan aquí. Los guarismos goleadores citados han derivado en que el bloque de Anduva ocupe la segunda posición de la tabla clasificatoria con 47 puntos, dos menos de los sumados el año pasado tras 24 jornadas (49 puntos). Entonces, los de Alfaro también eran segundos en la clasificación a 3 puntos del que será el próximo rival el liga de los rojillos, el Sporting B, que sumaba 52 puntos.

A día de hoy, con idéntica cantidad de goles anotados y un menor número de dianas en contra, el Mirandés presenta menos puntos que el año pasado, aunque también ocupa la segunda plaza, y una distancia mucho mayor respecto al liderato que, en vez de a 3 como el curso pasado, se encuentra a 9 puntos gracias a la brillante campaña del Racing de Santander. El liderato está más caro que nunca para los rojillos.

Una estadística que refleja la excelencia de los cántabros este curso es que, a falta de 14 partidos por disputarse de competición regular, ya han anotado más goles (48) que durante toda la temporada pasada (44). De continuar con este promedio goleador y de puntaje (2,3 por partido), los de Iván Ania se irían a los 88 puntos al término de la temporada, lo que supone una gran evolución en comparación con los 68 del año pasado.

Retornando al posicionamiento del Mirandés, el equipo de Jiménez mantiene distancias semejantes, con salvedad del líder, a las del año pasado respecto a sus competidores por las plazas de postemporada. A esta fecha, los de a orillas del Ebro distancian en 3 puntos a la Unión Deportiva Logroñés, que es tercero con 44 puntos; en 6 puntos al Barakaldo (41); y en 10 al Leioa, que es quinto y el primero de los perseguidores del grupo de cabeza. En febrero de 2018, los rojillos perseguían al Sporting B, s que lideraba el Grupo IIcon 3 puntos de diferencia; y contaban con una brecha de 5 puntos hasta el Racing de Santander, que era tercero; de 8 con la Real Sociedad B, cuarto; y de 9 con el Logroñés, que luchaba por su billete para play off desde el quinto puesto.

Desde este momento, y hasta final de temporada, el cuadro de Alfaro sumó 27 puntos en las 14 jornadas restantes. Este rendimiento ayudó al Mirandés a concluir la temporada regular como líder con 76 puntos, una cifra que se prevé bastante limitada de cara a las pretensiones por el liderato de la actual campaña. A lo largo de estos catorce encuentros, los mirandesistas anotaron otros 16 tantos y encajaron 9 goles en contra. La sequía de Cervero en el último tramo de curso y el desgaste físico colectivo de final de temporada propiciaron un desenlace apoteósico con un gol de Peláez en Anduva que se tradujo en el campeonato del grupo.

Ahora, si bien la plantilla no descarta la lucha por el primer puesto, el foco principal se encuentra en asegurar la plaza de play off. El cuadro rojinegro ha de mantener, o incluso aumentar, su distancia con los perseguidores y esperar a que el Racing ceda puntos en los partidos restantes. Una prueba de fe para un conjunto que tiene una brecha casi insalvable con el liderato y un colchón casi definitivo con el quinto clasificado.

Por último, la enésima coincidencia del bloque de Borja Jiménez con su homónimo del año pasado reside en las tres derrotas que suma el equipo tras 24 partidos. Mientras el de Alfaro sufrió las tres sin encontrar portería, el equipo del técnico abulense suma 2 sin anotar gol (Gimnástica y Leioa) y otra más en Santander, donde marcó dos. El Mirandés de la temporada pasada cerró 6 encuentros sin marcar gol, cinco derrotas y un empate. Hasta el momento, los de Jiménez solo han finalizado dos duelos con su casillero a cero. Asimismo, los dos equipos protagonizaron 9 choques anotando 2 o más tantos en los primeros 24 partidos de liga.

 

Fotos

Vídeos