Alfredo de Miguel y Chema Aragón, antes de que empezara el partido frente al Málaga. / avelino gómez

Otro paso adelante para progresar

a cuarta temporada consecutiva del Mirandés en Segunda División debe servir para seguir creciendo a todos los niveles como club

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

La entidad está por encima de todo. Es lo que siempre debe prevalecer porque todo pasa y lo que queda es un club que ya tiene 95 años. Bajo esa premisa afrontará el Mirandés la cuarta temporada consecutiva en Segunda División, la novena en el fútbol profesional tras las cinco anteriores que protagonizó desde 2012 a 2017, cuando vivió la mej

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores