Los encuentros serán producidos por LaLiga y luego se distribuirán a los operadores interesados. / A. Gómez

Los partidos del Mirandés se quedan sin plataforma que los televise

LaLiga comercializará los partidos de la división de plata por su cuenta tras no recibir ofertas de ninguna plataforma para hacerse con el lote

TONI CABALLERO

LaLiga comercializará, particularmente, y de manera no exclusiva los partidos de Segunda División para el ámbito residencial durante las cinco próximas temporadas tras no recibir ofertas de ningún operador televisivo. De este modo, se repite la situación de hace apenas dos semanas, cuando el concurso para colocar en exclusiva el lote para los bares y restaurantes quedó en blanco.

El concurso para la adjudicación de los derechos televisivos de la llamada LaLiga SmartBank se cerró la pasada semana sin que ningún operador presentase una oferta por ellos. Ni Movistar (que explotaba los derechos de Segunda hasta ahora), ni Orange, ni Vodafone, ni Dazn, ni Mediapro. Ninguna compañía ha pujado por la emisión en exclusiva de este paquete de partidos.

LaLiga tenía la posibilidad de convocar una segunda ronda para la recepción de nuevas ofertas (un procedimiento habitual al que, por ejemplo, ha recurrido la propia patronal con los partidos en abierto de Primera y Segunda y la RFEF con los derechos de la Copa del Rey), pero en su lugar ha optado por comercializar este lote en régimen de no exclusiva.

«Se comercializarán los contenidos audiovisuales en igualdad de condiciones a todos los operadores interesados, teniendo en cuenta, entre otros parámetros, el número de usuarios del operador interesado, su política de promoción, distribución y de multidispositivos y la seguridad de las redes. Asimismo, en ese caso, se pondrá en conocimiento de la CNMC el detalle de las condiciones de comercialización no exclusiva que pudiera aplicar LaLiga», explicaba la asociación de clubes sobre esta opción en los pliegos del concurso.

A falta de detalles más concretos, la institución liderada por Javier Tebas asumirá la producción de los partidos de Segunda y los ofrecerá, mediante negociación, a los diferentes operadores que puedan estar interesados en su comercialización. «Al igual que en el caso del paquete Horeca (el de bares y restaurantes), LaLiga espera que esta nueva modalidad de comercialización permita no sólo alcanzar un valor de venta similar al ciclo anterior, sino una mejor distribución del producto, una oferta más competitiva y, por lo tanto, un mejor acceso a la competición», explicó LaLiga.

De esta manera, a priori, los partidos del Mirandés serán producidos por la propia competición, que posteriormente se encargará de distribuir el material en régimen de «no exclusividad» a los operadores interesados. Habrá que esperar, por tanto, para saber qué plataformas televisarán Segunda División.