Parte de la afición rojilla no asistirá al partido de Copa a causa del precio de las entradas

Á. G.

Una vez concluido el partido de liga ante el Zaragoza, que finalizó con una importante victoria del Mirandés, triunfo aplaudido y muy bien recibido por parte de la hinchada, se entonaron cánticos desde el fondo de animación que fueron secundados por parte de General. «El partido de Copa lo vemos en el bar» y «olele olala 20 euros jajaja», fueron los mensajes lanzados tras protagonizar la cálida y habitual despedida al equipo con los que dejaban claro que habrá seguidores mirandesistas que no asistirán al encuentro que tendrá lugar mañana ante el Rayo Vallecano, correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

No están de acuerdo con establecer un precio de 20 euros para los abonados adultos entre otras razones porque consideran que el coste del abono ya es suficientemente elevado como para fijar ahora esa cantidad.

El debate, al igual que hace dos temporadas, volvió a surgir en las redes sociales cuando se confirmó el precio de las entradas para esta eliminatoria. Por parte de aficionados que se ubican tanto en este emplazamiento, detrás de la portería de la carretera de Anduva, como en otros, principalmente General.

Incluso, se ha llegado a demandar la no presencia de hinchas en Anduva. Sea como fuere, a pesar del triunfo que el equipo logró el pasado domingo, no se prevé una masiva asistencia de espectadores al duelo que tendrá lugar este miércoles, a las 20 horas, contra el Rayo de Andoni Iraola.