Paris se aferra a la fiabilidad del Mirandés como local y confía en que Anduva sea «una caldera»

El lateral conduce el esférico, ya con el brazalete de capitán, en los instantes finales del primer duelo ante el Atlético B. /R. P.
El lateral conduce el esférico, ya con el brazalete de capitán, en los instantes finales del primer duelo ante el Atlético B. / R. P.

El defensa rojillo recalca que el equipo «ha hecho muy buenos partidos en casa» y que la afición «nunca nos falla»

ÁNGEL GARRAZA

Todos tienen la mente puesta en el segundo acto de la primera eliminatoria por el ascenso ante el Atlético de Madrid B, que se dilucidará dentro de tres días en Miranda, donde los rojillos quieren aprovechar el 'factor campo' y que juegan la vuelta como locales. Anduva, por lo tanto, decidirá. Y al recinto mirandesista, tanto su rectángulo de juego como las gradas, se aferra Paris, uno de los jugadores carismáticos y que ha mostrado mejor nivel a lo largo de la temporada en una plantilla que buscará el domingo pasar a la semifinal del 'play off'.

«Ni aquí ni fuera, nunca nos ha fallado. Adonde hemos ido, siempre ha habido aficionados del Mirandés, así que estoy convencido de que la gente va a responder muy bien porque esto tiene que ser una caldera».

Es lo que cree el de Pamplona que se convertirá el Municipal minutos antes de las 19.30 horas, a pesar del debate sobre el precio de las entradas que existe en la calle. Al final, el club está por encima. «Va a ver ambiente», vaticina. «Aquí, la afición siempre ha respondido a su equipo tanto en casa como a domicilio y, en esta ocasión, no va a ser una excepción», subraya el lateral derecho.

El 0-0 de la ida deja todo en el aire, si bien está en manos del Mirandés superar el cruce junto a su hinchada. Aunque el defensa considera que

«no es un resultado tampoco muy positivo porque los goles en contra nos pueden penalizar mucho», hace hincapié en que «en Anduva, hemos hecho muy buenos partidos en toda la Liga, así que creo que el equipo va a dar el nivel necesario para ganar el partido».

Dadas las características de uno y otro conjunto, no prevé que haya demasiadas diferencias respecto a cómo se desarrolló el encuentro de ida. «Creo que va a ser un partido parecido, de pocas ocasiones, que se puede decidir por cualquier detalle». Así que el que marque primero, puede tener mucho ganado. «Sí, pienso que sí», admite el navarro.

«Aunque en un 'play off' ya se sabe que si alguno consigue un gol tempranero igual sí que cambia el partido pero, a priori, pienso que va a ser muy igualado, con pocas ocasiones claras, como fue el de allí. Y que se decidirá por algún detalle o bien por un gol que se logre pronto, que haga variar todo».

Lo que resulta evidente es que ningún equipo, tampoco el Mirandés, saldrá a tumba abierta desde los instantes iniciales. El empate sin goles en el Cerro del Espino provoca que cualquier tanto que uno de los dos contendientes obtenga pueda ser determinante. Y así lo reconoce el jugador mirandesista.

«Hay que ver cómo transcurre el partido. Tampoco puedes salir desde el minuto 1 con cuatro delanteros y con los laterales arriba porque el encuentro se tiene que ir asentando, pero insisto en que tenemos que ser valientes e ir a ganar el partido, no podemos conformarnos con el 0-0 porque sabemos que un gol de ellos en el minuto 70 nos mata».

Aquí es donde, de nuevo, sale a relucir el 'factor Anduva': «El equipo tiene que ser valiente, intentar meter todos los goles que pueda, con buen juego, como hemos hecho muchas veces aquí. Cualquier tanto de ellos nos mata, así que el Mirandés tiene que salir a ganar».