El guardameta, durante un entrenamiento, confía en que el Mirandés progrese en garra y picardía. / a. gómez

«Las Palmas no es el equipo de otros años, tiene gente que marca diferencias»

Lizoain destaca que «jugadores como Jesé o Viera podrían estar en Primera», donde augura que jugarán algunos ahora rojillos

ÁNGEL GARRAZA

Es el cuarto partido que Lizoain se va a medir al equipo de su tierra, Las Palmas, el rival que visitará Anduva el domingo, así que ya está acostumbrado a este tipo de semanas. «Las Palmas puede tener una presión superior por presupuesto, pero las ganas e ilusión no nos la quita nadie. Queremos hacer un buen partido junto a nuestra afición porque se lo merece».

El portero del Mirandés sabe que el cuadro canario sufre siempre en territorio mirandesista, si bien advierte de su peligro. «Es anecdótico que no haya ganado nunca aquí en cinco partidos. La plantilla que tiene esta temporada Las Palmas no es como la de otros años. Tiene mucho nivel, con grandes nombres como Jesé, Jonathan Viera (se recupera de una lesión y no jugará dentro de dos días), Peñaranda... Son jugadores que marcan la diferencia y no es el equipo de otros años. Viene un gran conjunto».

Considera que «hay futbolistas que están en Segunda porque están en Las Palmas; si no, no estarían en esta categoría. Es un equipo que optará a estar en las plazas de arriba por su calidad».

Enfrente, un bloque rojillo que «hace un fútbol alegre, pero todavía hay muchos conceptos que nos quedan por interiorizar. Hasta el último día han llegado futbolistas. Necesitamos más rodaje en el sentido de conceptos tácticos que nos quiere inculcar el míster, aunque al final la calidad de los jugadores se ve. Eso hace que demos un buen nivel. Con el paso de los partidos tendremos más rodaje, para octubre no habrá excusa y se verá un estilo de juego más definido. No dudo de que tenemos jugadores que jugarán en Primera».

El cancerbero insular augura un duelo «bonito» por ver quién se hace con la posesión. «Las Palmas, como nosotros, se caracteriza por un juego alegre, que intenta jugar el balón pero es verdad que, de vez en cuando, como en el último partido fuera de casa, jugaron con cinco defensas. Son distintos sistemas, pero les gusta la posesión. Como a nosotros».

Ahora, falta avanzar en la preparación colectiva. «Chema (Aragón) busca mejorar cada año la plantilla y lo va consiguiendo: joven, pero de calidad. Esta competición exige mucho y no solo se gana con eso, sino también con garra y picardía. Los más veteranos tenemos que inculcárselo». Admite que «el año pasado nos creaban menos ocasiones, pero llegábamos menos. Ahora, nos llegan y llegamos. Es el estilo, atractivo y más arriesgado».

Él y Odei son los veteranos de la plantilla, así que van inculcando al resto lo que es el Mirandés. «El primer día en casa, lo de la 'haka' no lo sabían; solo Odei, Íñigo y yo y no se lo esperaban. Poco a poco se lo vamos inculcando y van viendo cómo es la afición en el campo y en la calle con nosotros. Apoya y ayuda al equipo».

Lizoain se estrenó por primera vez con presencia de la hinchada rojilla en Anduva como portero titular ante el Amorebieta. Nunca antes había ocupado la portería con la afición del Mirandés en las gradas. «Los nervios antes del partido eran distintos. Era solo el 40%, pero no daba esa sensación. He vivido muchos años en Segunda y hay aficiones de todo tipo. Aquí es de diez».