Borrar
Pablo Ramón abandonaba a primera hora de esta tarde la sala de prensa. Avelino Gómez
Pablo Ramón: «Todos queremos salvar al Mirandés»

Pablo Ramón: «Todos queremos salvar al Mirandés»

El central niega que la mala dinámica del equipo sea por un problema de actitud porque «aquí, siempre es buena»

Ángel Garraza

Jueves, 29 de febrero 2024, 15:15

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La dinámica del Mirandés no es positiva. Suma tres derrotas consecutivas, siete encuentros, seis de Liga, sin marcar un gol a domicilio. En los últimos ha dado la sensación de estar por debajo de sus posibilidades. ¿Está de acuerdo con quien piensa que es un problema de actitud?, se le ha preguntado a Pablo Ramón tras el entrenamiento de esta mañana. «No. La actitud aquí siempre es buena, el equipo trabaja todos los días, da su máximo, encima hay un ambiente bueno, hay un buen grupo y todos tenemos ganas de mejorar, de salir de esta situación y de salvar al Mirandés».

Queda claro, con las palabras de uno de los futbolistas más destacados de la plantilla esta temporada, que continúa mostrando un nivel sobresaliente a pesar de la mala racha del equipo, que el problema no es ese. «El lunes fue un palo duro, el equipo esperaba sumar en casa ante un rival directo, pero hay que trabajar desde la tranquilidad, estamos por encima del descenso, que es el objetivo, hay buen ambiente y se va a sacar esto adelante, seguro».

El último partido ante el Huesca se jugó con unas condiciones climatológicas adversas, lo que propició la existencia de mucha agua sobre el césped. El defensa central reconoce, en este sentido, que «no estamos acostumbrados a jugar así ni nosotros ni el Huesca. Ellos se adaptaron mejor sobre todo en la segunda parte, cuando estuvimos más nerviosos. En una acción a balón parado y en un error que le pasa a cualquiera se decidió el partido. Pero el equipo va a dar la vuelta a esto», insiste.

El conjunto mirandesista se quiere reencontrar. Es lo que desea el técnico, Alessio Lisci. «Hay que continuar con el trabajo para reencontrarnos, hay buen ambiente en el grupo y tenemos la conciencia tranquila porque sabemos el trabajo que hacemos cada semana».

Juega el domingo en Tenerife, a domicilio por lo tanto. ¿Se ha encontrado dónde está el problema tras contabilizar siete choques seguidos lejos de Anduva sin anotar un solo tanto para solventarlo? «Es una racha mala, aunque cuando la llevas queda poco para que llegue ese gol que tanto buscamos. Es un partido clave, tenemos que salir a puntuar allí porque el gol fuera de casa está muy cerca», sostiene.

El zaguero cedido por el Real Madrid admite que, a partir de ahora, «todos los partidos hasta el final de temporada son importantes. Vamos a darlo todo allí, a intentar cortar esa dinámica, ya que sabemos que somos capaces de hacer grandes cosas, lo hemos demostrado, y de sacar los tres puntos».

El golaveraje, dada la igualdad existente en la categoría, siempre es importante. «Al principio de temporada no lo miras tanto, si bien ya en estas fechas se hacen estos cálculos, el golaveraje es un punto importante, aunque si el equipo puntúa y va sumando es algo que no debe ser tan importante. Ganando este fin de semana lo tendríamos mejor que ellos y es otro hecho a favor de conseguir el objetivo».

El compromiso de este fin de semana frente al cuadro chicharrero será, eso sí, muy diferente al del pasado lunes. Es otro estadio, un rival con otras cualidades, otro estado del césped, una climatología completamente distinta a la que imperó durante la noche infernal (en todos los sentidos) que se vivió en Anduva... «Sí, nada tendrá que ver. Es un equipo al que le gusta tener mucho el balón en el segundo tercio del campo, vamos a esperar un partido diferente pero, al final, depende más de nosotros, tenemos que volver a ser nosotros, a ser un bloque y a meter ese gol fuera de casa manteniendo la puerta a cero, que llevamos ya unos partidos sin hacerlo».

Hacer daño con transiciones

El Heliodoro Rodríguez López es un recinto que propicia, en principio, el uso de una de las fortalezas del Mirandés: las transiciones. «Es un punto fuerte, con espacios tenemos gente arriba que hace mucho daño y vamos a buscar eso para hacer daño a la defensa del Tenerife».

El cuadro insular partía en la isla como un aspirante a luchar por entrar en la pelea por el ascenso. Ahora, está justo por delante de los jabatos, con solo cuatro puntos más. «Ellos han tenido también una racha mala y no se esperaban estar ahí a estas alturas de la temporada. Para ellos será un ambiente un poco complicado y si en los primeros minutos no nos están sometiendo igual se pueden poner nerviosos».

Pablo Ramón sufría unas molestias en el 'isquio' y por eso jugó la cita anterior con un vendaje. «Durante esa semana estuvimos cuidándolo bastante para llegar al cien por cien». Aunque en la primera sesión de la presente semana se retiró antes a la zona de vestuarios, al igual que otros compañeros que fueron titulares el lunes (Barcia, Mendes...) se prevé que esté disponible para medirse con el cuadro canario.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios