«El Oviedo B va a sacar lo mejor de nosotros»

El central del Mirandés, Odei Onaindia, entrena y juega con normalidad y sin dolor tras la lesión que sufrió en el hombro izquierdo. /A. G.
El central del Mirandés, Odei Onaindia, entrena y juega con normalidad y sin dolor tras la lesión que sufrió en el hombro izquierdo. / A. G.

Odei recuerda que el Mirandés «siempre da la cara ante los de arriba y está más enchufado» y cree que la presencia del filial, «un buen equipo que aspira al 'play off', es positiva para ver un buen partido»

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés regresa este sábado a Anduva tras el empate cosechado en Gernika después de mejorar en la segunda parte de un encuentro que en la primera no ofreció precisamente su mejor versión. Recibirá dentro de dos días al Oviedo Vetusta en su hábitat natural, que es donde mejores resultados y sensaciones ofrece en las últimas semanas. «En los últimos partidos fuera de casa sí que nos está costando, estamos jugando contra equipos que están bastante abajo en la tabla y eso hace que ellos quieran ganar y sacar puntos de cualquier partido porque sabemos que cualquier rival te puede pintar la cara».

Odei Onaindia tiene claro que el hecho de que llegue ahora un rival que se postula para disputar el 'play off' de ascenso, al estar a solo tres puntos del Barakaldo, es positivo para el conjunto rojillo. Es de suponer que el Oviedo B no se encerrará y buscará la meta de Limones, primero para cumplir su objetivo y, además, por las propias características que reúne la plantilla del adversario.

«Sí es positivo que no vengan a encerrarse. En este sentido, ante los equipos de la parte alta siempre hemos dado la cara, hemos estado a un nivel muy alto y eso quiere decir que cuando competimos con la gente de arriba estamos también más enchufados. Todo hace indicar que vamos a ver un buen partido y que este sábado vamos a sacar lo mejor de nosotros», asegura el central rojillo ante un envite que medirá al segundo con el quinto clasificado del grupo segundo de la categoría de bronce.

La escuadra de Borja Jiménez quiere hacer bueno el punto conseguido el pasado sábado en Urbieta dentro de dos días ante el Oviedo B, un conjunto que ha recuperado la dinámica con la que arrancó la temporada, que, de nuevo, va de menos a más y que se ha colocado como el más serio rival del Barakaldo para pugnar por la cuarta plaza, la última que da derecho a jugar por el ascenso a la Liga de Fútbol Profesional.

«Estamos contentos de cómo está el equipo; está entrenando duro y esta semana más aún porque jugamos ante un buen equipo, que allí ya lo demostró porque jugó muy bien contra nosotros», señala el de Lekeitio. Eso es una motivación más para el Mirandés, asegura. «Nosotros tenemos muchas ganas de que llegue el fin de semana y de que Anduva vibre otra vez con nuestros partidos».

Los próximos encuentros va a enfrentar a los pupilos de Jiménez con oponentes ubicados en la parte alta de la clasificación: este sábado el Oviedo B, el siguiente en Las Gaunas el contrincante será la UDLogroñés, tercer clasificado, que es como llegará a este duelo de vecinos, y después, será la Real Sociedad B quien visite Anduva. El filial donostiarra ha perdido prácticamente todas las opciones de acabar entre los cuatro primeros pero sus jugadores tienen calidad suficiente como para demostrar en Anduva que tienen futuro en esta disciplina deportiva.

«Llegan ahora dos filiales en casa y luego el Logroñés fuera, tres partidos que van a ser muy complicados, exigentes, en los que vamos a tener que estar al cien por cien y más siendo equipos que están clasificados en la parte alta, que te pueden jugar una mala pasada».

Para explotar las virtudes propias y contrarrestar las de estos rivales, «estamos entrenando a tope», confiesa el defensa instantes antes de aseverar que «queremos ganar y certificar el segundo puesto del grupo cuanto antes».

Odei volvió al centro de la defensa frente al Leioa y repitió presencia en la alineación contra el Gernika, dos partidos consecutivos, después del contratiempo que sufrió en la recta final del duelo disputado en el Stadium Gal ante el Real Unión el pasado día 3 de marzo. Permaneció un mes de baja por la lesión que sufrió en el hombro izquierdo. ¿Qué tal se encuentra?

«La verdad es que me encuentro muy bien, ha sido un mes difícil y el hombro, en cualquier caída y movimiento, se te puede salir. Así que fortaleciendo la zona todos los días un poco, que lo sigo haciendo, ahora no tengo ninguna molestia. Estoy contento de volver y de aportar al equipo en este tramo final de la temporada», revela.

Al menos, una vez que decidió no pasar por el quirófano –lo que habría conllevado un periodo de baja más amplio– su presencia aporta al equipo en la fase decisiva del curso, a poco más de un mes para que se inicie el 'play off'. «Al final, lo cierto es que no quería arriesgar mucho porque el hombro es una zona difícil de manejar, ya que cualquier percance que tengas en el terreno de juego te puede hacer que estés de baja mucho más tiempo».

Ahora, en cualquier caso, «me siento cómodo. En ningún momento me molesta, así que me presento en el tramo final con ganas de hacer las cosas bien y con ilusión» Y sin pensar en el problema cuando está en el verde. «Al principio, todos pensamos en ello pero una vez que te metes en el terreno te olvidas, no te acuerdas de lo que has tenido y estás al partido».