Una oportunidad para resarcirse

Toda la plantilla está disponible para el choque de esta tarde. /Avelino Gómez
Toda la plantilla está disponible para el choque de esta tarde. / Avelino Gómez

El Mirandés dispone hoy de toda la plantilla para intentar retomar la senda de los triunfos

ÁNGEL GARRAZA

La lección está aprendida. Al menos, antes de un nuevo examen que afrontará hoy el Mirandés (17.30 horas) frente al Amorebieta, otro equipo que ocupa plaza de descenso. Pero después de comprobar el desenlace que tuvo la anterior jornada, ante un rival que ocupaba el mismo puesto donde ahora están ubicados los vizcaínos, en el vestuario rojillo están advertidos. «Los números también daban como favorito al Mirandés el pasado domingo, podía ser un rival propicio, por eso tenemos claro que no debemos confiarnos ni dar por hecho nada», se encargó de transmitir en la previa Borja Jiménez.

Es, la de hoy, la oportunidad para resarcirse y retomar la senda de los triunfos, que puso seguir el conjunto rojillo tras dos victorias consecutivas contra Bilbao Athletic y Tudelano. La calidad que se supone, hay que demostrarla sobre el césped y es lo que tienen asumido los locales en una categoría en la que no se permiten los descuidos.

El objetivo para este compromiso, con el que se clausurará la duodécima jornada del grupo al ser el encuentro que comenzará más tarde de los diez programados para este fin de semana, es sumar los tres puntos. Y para intentarlo, el técnico dispone de todos los efectivos de la plantilla. Los 21 están disponibles y será una hora antes de las 17.30 cuando se haga oficial la convocatoria definitiva con los 18 elegidos. Habrá tres descartes.

Rúper, Odei y Carlos Julio fueron los que se quedaron en casa la semana pasada y habrá que esperar a la decisión que desde el cuerpo técnico se adopta para esta tarde. «Habrá algún cambio dentro de las rotaciones, porque casi siempre los hay», apunta el inquilino del banquillo mirandesista acerca de la alineación. Es seguro, por lo tanto, que introducirá modificaciones, así que habrá que comprobar a quiénes afecta este planteamiento.

El Amorebieta, por su parte, regresó la semana pasada a la senda de los puntos gracias al empate a uno cosechado en Urritxe frente a la Real Sociedad B. Acumula cinco jornadas sin ganar. La escuadra vasca ocupa la antepenúltima plaza de la tabla. Cuenta con 9 puntos, idéntica puntuación que reúnen los tres conjuntos que le preceden en la clasificación del grupo segundo: Tudelano, Gimnástica y Vitoria.

Los de Iñigo Vélez de Mendizabal se desplazan con las bajas por sanción del defensa Jon Aurtenetxe y el centrocampista Aitor Ortega; ambos vieron su quinta cartulina amarilla en el partido ante el filial txuriurdin. Tampoco contará con Mikel Álvaro, lesionado.

Recupera a Iturraspe

A quien sí recupera el técnico alavés es a una pieza importante en el centro del campo como Gorka Iturraspe –el hermano pequeño del futbolista del Athletic–. Es su timonel. El mediocentro ofensivo o mediapunta, de 24 años, había sido titular hasta que cayó lesionado. También estarán en Anduva los veteranos Mikel Martins y Aritz Muijka. Ambos, integrantes del histórico Mirandés del ascenso y la semifinal de Copa, regresarán a la que fue su casa durante tres y cinco temporadas y media respectivamente.

Un posible once inicial de Íñigo Vélez puede ser el formado por Jonmi Magunagoitia en la portería; Ibarbia estará en el lateral derecho y Orbegozo en el izquierdo, mientras que Simic y Chechu Meneses serán los centrales. No se descarta que el Amorebieta aumente los efectivos de la línea defensiva. Arregi actuaría como pivote defensivo. Estará acompañado por el exfutbolista rojillo Mikel Martins. Mujika también se desenvolverá por la medular, más escorado a la banda derecha, con Iturraspe en la mediapunta y Tascón será el hombre más adelantado. Iker Bilbao podría reforzar también la medular o apostar por Seguín en un costado.

Los primeros equipos de los clubes se han medido en Anduva en dos ocasiones, ambas en Segunda B y ninguno ha sido capaz de vencer. Los rojillos no saben lo que es ganar a este rival en casa al que recibieron por primera vez en la campaña 2011/12, la del histórico ascenso; aquel envite concluyó con 1-1.

Muniozguren adelantó a los visitantes y Alain Arroyo restableció las tablas ya avanzada la segunda mitad de aquel choque, en el que participaron en el equipo de Miranda Martins y Mujika, hoy rivales y, posiblemente, con ambos esta tarde sobre el terreno de juego.

La pasada temporada, en el duelo disputado el pasado 4 de marzo, acabó 0-0. Los visitantes puntuaron las dos ocasiones, mientras que la única vez que en la Liga la victoria cayó del lado mirandesista fue el curso anterior, pero en Urritxe, el recinto del Amorebieta (0-1).

También consta un emparejamiento en la Copa (0-1), precisamente la que concluyó para los rojillos meses después con la semifinal y con Pablo Infante como máximo artillero de aquella edición copera que se adjudicó finalmente el Barcelona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos