Sin opción a distracciones

Matheus entra ya en la citación después de jugar su último partido en Anduva ante la UDLogroñés. /Avelino Gómez
Matheus entra ya en la citación después de jugar su último partido en Anduva ante la UDLogroñés. / Avelino Gómez

El Mirandés solo piensa en los tres puntos de hoy ante el Izarra para afrontar el inicio de la segunda vuelta pleno de moral

ÁNGEL GARRAZA

Segundo partido consecutivo en Anduva en un duelo con el que se levantará el telón de la segunda vuelta. El Izarra es el rival a partir de las 17.30 horas y el único adversario que tiene en mente la plantilla mirandesista. Los tres puntos de hoy son fundamentales para que el Mirandés afronte los siguientes choques pleno de confianza, moral y ambición. El siguiente, el que tendrá lugar dentro de una semana en El Sardinero ante un Racing que ayer ganó con mucho sufrimiento por 0-1 en Zubieta a la Real Sociedad tras fallar los donostiarras un penalti en la recta final y acabar el cuadro cántabro con diez por expulsión de Rulo. De ahí que el equipo de Miranda solo piense en la cita de esta tarde porque de nada sirve hacerlo en las próximas. Todos los sentidos están puestos en arrancar la segunda vuelta de la mejor manera posible, en alcanzar los 42 puntos para, de paso, seguir a dos del líder. Y así lo recalcan los protagonistas.

La dinámica en la que están inmersos los rojillos es positiva. «El equipo sabe lo que quiere y cómo hacerlo», apunta el técnico. Y eso es fundamental. Se trata de encadenar el sexto triunfo consecutivo en casa y el séptimo seguido sin encajar una derrota en el campeonato.

Está en el mejor momento de la temporada tanto por resultados como por sensaciones y situación en la clasificación; mantener esa regularidad es hoy el objetivo.

Jiménez dio el miércoles descanso a la mitad de la plantilla en el partido de la Copa Federación, de tal manera que por ahí no puede aparecer el cansancio. Además, «somos jóvenes», suelta Yanis para zanjar cualquier duda al respecto.

Otros, tal y como reconoce el propio mister, dejaron buena imagen en Barakaldo pese a tratarse siempre de un torneo menor. Es el caso de Melli, Galder Cerrajería, Ernest o Matheus. El brasileño va convocado ya en partido de liga después de ver a sus compañeros desde la grada en el anterior contra el Arenas.

Es posible que disponga de algunos minutos, aunque como es lógico la duda radica en si jugará de inicio después del parón navideño, que ha sido para él más largo que para el resto. «Hay que darle cariño», mantiene su actual técnico, que confía en sus posibilidades al destacar la buena labor que realizaba en el conjunto hasta el descanso.

No se prevén excesivos cambios en la alineación con respecto a la que puso en liza el entrenador el lunes dada la buena línea que sigue el equipo. Eso sí, jugadores que destacaron en Lasesarre pueden tener su oportunidad sino al principio sí a lo largo del encuentro.

Por parte visitante, viaja hoy con sus tres refuerzos invernales: el veterano Valdo, Albisu y Javier Alonso. Acaban de incorporarse pero ya forman parte de un grupo que se ubica en la decimocuarta posición con 20 puntos; solo cuatro más que el descenso directo y tres por encima del Amorebieta, que es el que jugaría ahora la eliminatoria para eludir el paso a Tercera.

Solo ha ganado cuatro partidos de los 19 disputados en la primera vuelta; empató ocho y cosechó siete derrotas. Llegó a estar ubicado en la primera mitad de la tabla, pero conforme avanzaban las jornadas ha ido retrocediendo puestos al no sumar o hacerlo de uno en uno.

El principal problema que arrastra está en las dos áreas, que es donde se ganan los encuentros. Los albiazules logran escasos tantos a favor y, sin embargo, encajan muchos. Solo contabilizan 15, cosecha que hasta el inicio de esta jornada solo empeoraban cuatro conjuntos de la categoría.

El segundo más goleado

Recibió en la primera vuelta 30 dianas. Solo el Durango ha encajado más que el rival hoy del Mirandés. La faceta defensiva no la tiene interiorizada. Ha anotado 16 goles menos que los rojillos y los rivales le han endosado 16 más.

Los de Estella han sumado dos punto más a domicilio (11) que en Merkatondoa (9) pese a que ante el Mirandés en el primer duelo de liga logró empatar a un tanto en la última acción tras una buena segunda mitad de los locales.

Fuera de su campo de hierba artificial ha sumado los tres puntos en tres desplazamientos, ha perdido en cinco y ha firmado tablas en dos. Ha superado, siempre por la mínima, a Durango, Arenas y Vitoria, todos ellos adversarios enclavados en la parte baja de la clasificación.

Pero es fuera de casa donde recibe la mayoría de goles: un total de 20 de los 30 que acumula en contra. Lleva un promedio de dos tantos encajados por partido.

El árbitro que dirigirá la contienda pertenece al Comité Territorial Valenciano. Iván Muñoz Pérez es de Castellón, tiene 37 años y fue el juez del Mirandés-Gernika con el que concluyó la Liga anterior. Muestra, esta campaña, un promedio de 6,5 cartulinas amarillas y la actual es su octava temporada en la categoría.