Odei permanecerá de baja al menos un mes

El defensa de Lequeiitio no jugará los próximos encuentros. /A. G.
El defensa de Lequeiitio no jugará los próximos encuentros. / A. G.

El central rojillo presenta varias roturas en la zona afectada tras la luxación del hombro izquierdo que sufrió en Irún

ÁNGEL GARRAZA

El Jugador y los cuidadores del Mirandés ya se temían que no se quedaría solo en un golpe en el hombro izquierdo, que sufrió durante el partido que los rojillos jugaban frente al Real Unión. El resultado de la resonancia a la que se ha sometido esta semana revela que padece una lesión motivada por la luxación que le provocó tener que abandonar el terreno de juego del Stadium Gal antes de que acabara el encuentro y dejar al equipo con diez efectivos aunque Odei intentó continuar sobre el césped. No fue posible como tampoco lo será su presencia en un periodo, pendiente de evolución, pero que nunca será inferior a las tres-cuatro semanas.

Desde el club se confirmó, en términos médicos, que una vez «practicadas las pertinentes pruebas médicas al jugador del Club Deportivo Mirandés, Odei Onaindia, la resonancia ha determinado que el jugador sufre, a raíz de la luxación: lesión de Hill Sachs, rotura de la parte anterior del labrum, distensión de la cápsula anterior y rotura de la parte anterior de la cavidad glenoidea con derrame articular».

Es una lesión, en cierta forma, similar a la que se produjo Israel Puerto durante el final de liga de la anterior campaña. En aquella ocasión, el central solo permaneció varias semanas de baja pero porque después, jugó infiltrado para posibilitar su concurso en el 'play off' y en la primera eliminatoria, la de campeones, que el Mirandés disputaría ante el Mallorca.

Las muestras de dolor, no obstante, de Odei eran visibles cuando dejó el campo el pasado fin de semana y después, durante el viaje de regreso, trayecto en el que mantuvo el hombro inmovilizado. Como es lógico, ya no pudo entrenar ni siquiera en la sesión de recuperación habitual que tiene lugar el día después del partido.

No lo podrá hacer con el grupo los próximos días y ahora, deberá seguir el tratamiento correspondiente para propiciar su vuelta, que si todo transcurre con normalidad se llevará a cabo en la recta final del campeonato, con encuentros aún por delante para preparar los envites de la fase de ascenso.

Cualquier problema de índole físico supone siempre un contratiempo pero en este caso frena, de momento, la progresión que seguía el defensa, que llevaba seis encuentros consecutivos como titular en liga. Se había asentado en el centro de la zaga junto a Sergio González después de intervenir en 19 duelos, de los que en 17 lo ha hecho en el once inicial.

Será una baja segura para el domingo, cuyo puesto estará ocupado, salvo sorpresa, por Melli. El de Barbate recuperará la titularidad tras no jugar en la competición de la regularidad en las últimas semanas desde el principio. Sí que entró en los últimos minutos contra el Calahorra, en sustitución de Guridi, pero fue para posicionarse en el medio del campo, en un puesto más propio de un futbolista que se desenvuelve en la demarcación de 'seis'.

Jiménez, en este sentido, no podrá contar este próximo fin de semana frente al Bilbao Athletic ni con Odei ni tampoco con Álvaro Bravo. El madrileño recibió la confirmación del Comité de Competición acerca del partido que deberá descansar al haber llegado al primer ciclo de cinco cartulinas amarillas. La sanción federativa la deberá cumplir en el duelo que su actual equipo disputará el domingo ante el filial bilbaíno.