El exrojillo Undabarrena forcejea con un jugador del Amorebieta en el duelo del sábado. / Ignacio Pérez

Un nuevo rico en Primera RFEF

El Intercity, primer club español en invertir en bolsa, recibe ahora 3,6 millones de un inversor vinculado a la monarquía de Emiratos Árabes

ÁNGEL GARRAZA

Es un club que acaba de aparecer en el firmamento futbolístico (2017), pero apadrinado. En Alicante son ambiciosos porque sus miras están puestas en llegar más arriba, en concreto al fútbol profesional. Sin embargo, hoy, tras 17 jornadas, ocupa puesto de descenso a Segunda RFEF al estar clasificado en la decimosexta posición del Grupo II de Primera RFEF. No termina de arrancar esta campaña pese a protagonizar cuatro ascensos en este lustro y ser uno de los nuevos ricos de la categoría de bronce después de ascender el pasado mes de junio.

La entidad alicantina nació hace cinco años tras la entrada en el Sant Joan (cuyos inicios se remontan a 2029) de un grupo de inversores liderados por el empresario Salvador Martí y que dio paso al club que hoy se conoce con el nombre de Intercity. Juega en Alicante y su primer equipo de fútbol disputará esta tarde la segunda eliminatoria de Copa contra el Mirandés.

Sirva lo que indicó el presidente de la Sociedad Anónima Deportiva cuando subió a la tercera división del fútbol español para explicar su propuesta: «No hemos subido por ser los más listos, sino por invertir mucho dinero». Se gastó cinco millones de euros. No hay que olvidar que se trataba de Segunda RFEF, una Segunda B más devaluada que antes o una Tercera más potente, como se quiera ver. Cabe recordar que es el primer club en invertir en bolsa y, por si esto no fuera suficiente, hoy se darán a conocer allí los datos de una nueva inversión.

Un inversor radicado en Dubai y relacionado con la monarquía de Emiratos Árabes Unidos está detrás de la inversión por importe de 3.600.000 euros, una importante inyección económica que recibirán los de Alicante. Este martes es el día elegido para que se aporte esta cuantía.

Una plantilla para ascender

Con el exjugador internacional Juanfran Torres (Osasuna, Atlético de Madrid, entre otros) en la vicepresidencia deportiva del club y el argentino Gustavo Siviero de entrenador, el Intercity reforzó su plantilla para aspirar al ascenso con hombres de experiencia. Con el fin de ubicarse en la parte alta de la tabla. Nada de eso ha ocurrido porque ocupa plaza de descenso tras caer en Amorebieta.

Se hizo con el portero barakaldés Gaizka Campos, quien estuvo en la órbita del Zaragoza, pero un antiguo mensaje en redes sociales en el que manifestaba «sentir asco» por el club maño impidió su fichaje cuando el acuerdo estaba cerrado.

Así como con los defensas Cristo Romero (procedente del Málaga), Rafael Gálvez (ha conseguido varios ascensos a Segunda, excapitán del Albacete), Guillem Jaime (formado en el Barcelona) y el central hispanoruso Vadik Murria, de la cantera del Villarreal; los centrocampistas Franck Angong (mediocentro camerunés), Emilio Nsue (el guineano regresó a España tras militar hace años en el Mallorca), el exmirandesista Eneko Undabarrena y Xemi Fernández (uno de los medios más cotizados en Primera RFEF, que llegó del UCAM ); y con los delanteros Jon Etxaniz ( de 31 años, con gol, formado en el Athletic), Aarón Piñán (jugó en la Cultural Leonesa y ha firmado un contrato de tres años de duración) y el extremo francés, internacional por Costa de Marfil y exfutbolista de la Fiorentina, Christian Koffi.

Todos han sido traspasos –varios a coste cero– y algunos de estos jugadores han firmado por dos y tres temporadas. A imagen y semejanza de un club profesional.