El Correo
Mirandés

«Ganar este sábado nos pondría en una situación muy buena»

Provencio, durante su participación ayer en la carrera de la movilidad.
Provencio, durante su participación ayer en la carrera de la movilidad. / Avelino Gómez
  • Kijera, Provencio y Carlos Moreno destacan que vencer al Albacete «nos acercaría a la zona de arriba, en una competición que será como la de otros años»

La confianza ha aumentado en la plantilla rojilla tanto por el triunfo obtenido por el Mirandés en la última jornada como por la forma en que se produjo, principalmente por las acciones de carácter ofensivo que protagonizó el equipo. Tal es así que ante el compromiso frente al Albacete que acogerá Anduva dentro de dos días, los jugadores saben que una victoria, la segunda consecutiva, catapultaría al conjunto a una zona mucho más tranquila en la clasificación.

El puesto en la tabla no es, a día de hoy y con 38 jornadas aún por delante, lo más relevante, pero el hecho de poder contabilizar ya ocho puntos con los tres de este próximo fin de semana –los seis últimos se obtendrían de forma seguida– supondría una nueva inyección de moral para todo el colectivo.

«Estamos más convencidos de poder ganar, también este sábado cuando venga el Albacete. Si lo hacemos, nos pondríamos en una situación muy buena, en una posición muy maja». Kijera resume el sentir del grupo. Y es que si de algo sirvió el triunfo en Mendizorroza es para concienciar a todos de que el equipo está en condiciones de superar a cualquiera.

Así lo admite uno de los capitanes del Mirandés. Pero no es el único que lo apunta. «El equipo está con confianza, con ganas de hacer cosas importantes; creemos en nosotros mismos y, por eso, ha venido bien esta victoria», resalta en similares términos Provencio, un futbolista que, con su trabajo diario, ha pasado de no ir convocado a ser titular. «Queremos llegar lo más arriba posible y este es el camino».

Dudas no había en el grupo a pesar de que no ha llegado el triunfo hasta la cuarta jornada. Así lo revela el guipuzcoano. «Todos éramos conscientes de la necesidad que teníamos de ganar el sábado. Es el que hemos ganado pese a que es el partido en el que nos han hecho más ocasiones. Pero ahora, tras vencer, lo ves todo de otra manera».

Carlos Moreno se medirá este sábado a su anterior equipo, en el único donde ha jugado y en el que se ha criado futbolísticamente. «No deja de ser un partido más, pero a nivel personal es un partido especial contra el equipo de mi vida, tengo ilusión por recibirlos aquí y de ganar, que es lo más importante, poder sacar los tes puntos para intentar ir hacia adelante».

El jugador de Villarrobledo (Albacete) y ahora rojillo ve «bien» al Mirandés, «con confianza, no solo por ganar en Vitoria sino porque antes ya habíamos dejado buenas sensaciones». Es el argumento que esgrime instantes antes de añadir que este choque «no lo afronto para reivindicarme; es especial porque es un club al que le guardo bastante cariño y le deseo que haga una buena temporada, pero tengo muchas ganas de enfrentarme a ellos, no por revindicarme sino porque quiero que llegue el sábado para sumar otros tres puntos».

Los tres, por último, coinciden en que esta Segunda «será similar a la de estos últimos años».