Víctor Mollejo, perseguido por Roberto López y Salinas en la cita de la primera vuelta en Anduva (2-0). / Avelino Gómez

Mollejo cree que el Zaragoza tiene más equipo que posición

El atacante espera «con muchas ganas el partido ante el Mirandés» y asegura que en la segunda vuelta van a dar un salto en la tabla

A. GARRAZA

El Zaragoza aguarda la visita del Mirandés este domingo, en el primer duelo del año para ambos conjuntos al no disputar ninguno de los dos esta semana la Copa del Rey y lo hace, a tenor de las manifestaciones de Víctor Mollejo, quien asegura que «estamos focalizados en el partido del Mirandés, estamos preparados y con muchas ganas de que llegue».

Este jugador, que a pesar de su juventud (cumple 22 años este mes) es un viejo conocido de la hinchada jabata al medirse con el rojillo cuando pertenecía a otros equipos (Atlético de Madrid B, Tenerife, además de Zaragoza) considera, al igual que dijo Oriol Rey, que es un encuentro clave para el devenir de la clasificación.

No en vano, son dos conjuntos separados por solo un punto a favor del conjunto de Miranda. Se encuentran por encima del descenso, pero siguen viendo el pozo muy cerca. Si bien, en la capital aragonesa estiman que «tenemos un gran equipo, sinceramente pienso que tenemos un grupo de mucho nivel y que en esta segunda vuelta vamos a dar un salto».

El cuadro maño llevó a cabo durante la semana pasada dobles sesiones de entrenamiento y en la presente se ejercitarán durante todos los días porque Fran Escribá, el entrenador de los zaragocistas, quiere trabajar y conocer mejor al grupo del que se hizo cargo a principios del mes de noviembre.

«Queremos seguir siendo un equipo compacto, que es como nos estamos comportando desde que llegó Escribá, y hacernos fuertes en casa. Hay que ir poco a poco escalando posiciones. Somos chicos muy jóvenes, a los que en la primera vuelta siempre les cuesta más, pero espero y deseo que en la segunda demos un salto», recalcó antes de recibir la visita de los de Etxeberria este fin de semana, frente a los que empezarán el año en La Romareda.

Escribá es realista

Fran Escribá, por su parte, remarcó en Aragón Radio que «hay una exigencia que es lógica en la ciudad y afición que es el ascenso. Los que estamos en el día a día tenemos que ser conscientes de que no tenemos el potencial de otros equipos para que ese sea el objetivo único. A pensar ahora en el Mirandés, hacer una buena segunda vuelta, y ya veremos el objetivo real. Soñamos con el ascenso, pero hay que ser realistas».

Respecto a la presión que existe en torno a un 'grande' que lleva diez temporadas consecutivas en Segunda División, el preparador del próximo rival del cuadro mirandesista aseguró que «creo que lo llevamos bien. Hay jugadores que pueden superarles la presión pero es genial para nosotros que haya exigencia».

A juicio del valenciano «prefiero que haya 25.000 personas y la ciudad viva como vive todo lo que pasa alrededor del Real Zaragoza. Eso es mucho mejor que si al campo viniesen pocos. Para un futbolista estar en un club tan grande como el Real Zaragoza es una gozada; levantarse y saber al club que pertenece», concluyó.