Aguardaban en el exterior de la sede para adquirir una entrada ante el partido del domingo. / Avelino Gómez

El Mirandés visitará El Plantío por primera vez en sus 8 campañas en LaLiga

Debutará en el feudo burgalesista ante el recién ascendido cuadro local; antes, se habían medido en Segunda B y Tercera

ÁNGEL GARRAZA

Será el estreno del Mirandés en El Plantío con motivo de un encuentro correspondiente al fútbol profesional, competición organizada por LaLiga. Desde que el conjunto rojillo ascendió a Segunda División en el año 2012, con el intervalo de la campañas 207/18 y 18/19, cuando militó en Segunda B, no se había enfrentado al Burgos en un duelo con ambos en el segundo escalafón futbolístico nacional. El domingo será la primera vez que se vean la caras en una categoría superior a las de bronce y Tercera, que es donde se habían cruzado con anterioridad.

El ascenso protagonizado el curso anterior por el actual Burgos CF posibilita que dos conjuntos de la provincia, cuyos equipos representan a ciudades que están separadas por apenas 80 kilómetros, compartan competición. El rival, tras su refundación en el año 1994, solo ha militado en esta categoría en la temporada 2001-02. No coincidieron entonces. El choque de El Plantío será el primero con los dos en el campeonato profesional.

El primer emparejamiento en competición oficial se remonta al curso 2003/04. El Mirandés finalizó aquel ejercicio jugando el 'play off' de ascenso a Segunda. En la liga regular perdió en Burgos por 3-1 tras adelantarse con un gol de chilena de Gallo. Aquella derrota no impidió que los rojillos firmaran un magnífico campeonato bajo la tutela en el banquillo del burgalés Félix Arnáiz, 'Lucas'.

Los dos últimos precedentes, en cambio, de los enfrentamientos Burgos-Mirandés se saldaron de forma favorable para el equipo de Miranda al deparar el marcador una victoria y un empate para los allí visitantes.

Era la décima jornada de la histórica temporada 2011/12, la que concluyó con el primer ascenso a Segunda tras llegar con anterioridad a las semifinales de la Copa del Rey con el Athletic como adversario, y el Mirandés se adjudicó el triunfo en el feudo burgalesista por 1 a 2 gracias al doblete obtenido por un burgalés: Pablo Infante.

La última vez que estos dos equipos se han enfrentado fue en la campaña 2017/18, en la jornada 29, también en un compromiso correspondiente a Segunda B. Pito Camacho adelantó a los mirandesistas en el minuto 6 e Iker Hernández igualó para los anfitriones en el 80, con Pablo Alfaro en el banquillo de los rojillos.

Esta vez será el primer duelo en LaLiga, un derbi provincial, un hecho que no es habitual en Segunda aunque esta campaña también se da en Guipúzcoa, con el partido entre el Eibar y la Real Sociedad B, además de en las uniprovinciales y comunidades autónomas de Madrid (Alcorcón, Fuenlabrada y Leganés) y Asturias (Sporting y Oviedo).

Mientras tanto, los seguidores rojillos van retirando localidades con el fin de desplazarse a Burgos este domingo para arropar al equipo de Lolo Escobar. Ayer se pusieron a la venta. En algunos momentos del día, se pudo comprobar la existencia de colas en el acceso a la sede del Mirandés. Llegaron 850 entradas a la tienda oficial, a 20 euros cada una, para ubicarse en el Fondo Norte, el destinado a las hinchadas visitantes en El Plantío.