El Mirandés sigue invicto y ya es el mejor visitante de la categoría de bronce

Si consigue vencer en su siguiente salida, el Mirandés igualará el arranque como visitante de la temporada pasada. /P. C.
Si consigue vencer en su siguiente salida, el Mirandés igualará el arranque como visitante de la temporada pasada. / P. C.

La entidad acumula cuatro victorias y un empate lejos de Anduva, solo en UCAM mantiene su ritmo a domicilio en Segunda B

TONI CABALLERO

El Club Deportivo Mirandés sigue intratable jugando como visitante esta campaña. Los rojillos encadenan cuatro triunfos consecutivos a domicilio después de iniciar la liga con empate a uno en Estella. No importa cómo transcurra el encuentro, si es cerrado o con múltiples ocasiones para ambos bandos, si comienza perdiendo o adelantándose en el electrónico; el Mirandés se encuentra cómodo cuando hace las maletas y, salvo en Merkatondoa, acaba empaquetando los tres puntos de vuelta en su valija.

La última víctima de la voracidad mirandesista ha sido el Athletic B, un equipo de los llamados a estar arriba a final de temporada y cuyo campo, Lezama, es todo un fortín para los locales. Sin embargo, el sábado cayó el muro bilbaíno. Después de que el Racing de Santander asaltara hace unas semanas el feudo de Lasesarre, la segunda fortaleza del Grupo II fue derrumbada por el Mirandés. Los 14 meses sin perder del Bilbao Athletic terminaron con una contundente derrota a manos de un contundente equipo rojillo.

En un partido de intensidad, de poder a poder y de mucho juego, el Mirandés confirmó ser más fuerte mentalmente y más fresco en los minutos finales, como ya hiciera en también en Calahorra. El poderío mental de los pupilos de Borja Jiménez fuera de casa contrasta con el bloqueo que sufren en Anduva. Dominan el encuentro y, fuera de casa, son capaces de ejecutar al rival a través de diversas vertientes.

Tanto es así que el cuadro rojinegro se encuentra a sólo una victoria de igualar el soñado arranque como visitante de la temporada pasada. Entonces, el equipo comandado por Pablo Alfaro encadenó cinco triunfos consecutivos después de comenzar la temporada empatando a uno en Leioa. Santander, Estella, Olaranbe, Amorebieta y Mieres; fueron los cinco adversarios derrotados. En la séptima salida, llegó la primera derrota del pasado curso, ante el Osasuna B en Tajonar.

En la actual campaña, los de Borja Jiménez suman cuatro victorias seguidas a domicilio y la siguiente salida tendrá lugar en Torrelavega el 4 de noviembre. Antes, tocará recibir al Tudelano, el sábado 27 a las 17.00 horas, en busca del primer triunfo en Anduva para meter más presión, aún si cabe, al Racing de Santander, que mantiene el liderato a tres puntos de los rojillos.

Con esta inercia positiva, el Mirandés se erige, a día de hoy, como el mejor equipo visitante de la Segunda División B. Sólo el UCAM de Murcia, del Grupo IV, suma también trece puntos cosechados lejos de su feudo. La Ponferradina y el Real Madrid Castilla, ambos del grupo primero, tampoco saben lo que es perder a domicilio, pero presentan peores guarismos que los mirandesistas con dos victorias actuando de visitante. El Racing de Santander, intocable hasta el pasado fin de semana, perdió su condición de invicto y vio como se truncaba su racha de resultados en El Molinón, donde cayó por 3 goles a 1 contra el Sporting B. Circunstancia que le valió al Barakaldo para igualar a puntos a los cántabros en lo más alto de la tabla, 20 cada escuadra, con su victoria por la mínima contra el Vitoria.

Dejando al margen la incuestionable importancia de sumar de tres en tres lejos de Anduva, el Mirandés, además de ser el visitante más temible de la categoría, también es el único que mantiene la vitola de invicto dentro del grupo segundo de Segunda B. Los rojillos comparten la distinción con otros cuatro equipos del tercer escalón del fútbol nacional.

La Ponferradina es, hasta el momento, el mejor equipo de Segunda B. Los bercianos empataron en El Toralín contra Las Palmas B en su último partido y suman 21 puntos de 27 posibles, por lo que se mantienen en el liderato del primer grupo de Segunda B. Tampoco conocen la derrota, han ganado 6 y empatado 3 partidos en lo que llevamos de liga regular. Por su parte, el Real Madrid Castilla, también está cuajando un gran inicio liguero dentro del grupo primero y se mantiene sin perder. Los de Valdebebas han ganado cinco de sus nueve partidos, dos a domicilio; y el resto han sido empates.

Dentro del Grupo II, Racing y Mirandés eran los únicos equipos que aún no habían perdido en la previa de la novena fecha. Los de Iván Ania estrenaron el casillero de derrotas con el Sporting B y el Mirandés se mantiene como único equipo invicto del grupo con 4 victorias, todas a domicilio, y cinco empates.

En los dos grupos restantes, el tercero y el cuarto, Lleida y Real Murcia, respectivamente, mantienen su racha de invulnerabilidad. Ambos conjuntos presentan guarismos similares al Mirandés, con 4 victorias y cinco empates, aunque en el caso de catalanes y murcianos, la mayor parte del botín se esta cosechando actuando como local. El Hércules de Alicante lidera el Grupo III con 19 puntos y el Melilla del ex mirandesista Igor Martínez hace lo propio en el cuarto con 20 puntos, pero ambas escuadras ya saben lo que es perder en la campaña actual.

Estadísticas que no hacen más que confirmar la enorme dificultad, e importancia, del rédito conquistado por el Mirandés como visitante. Resultados que llenan de confianza a un equipo que se siente imbatible fuera de casa y protagonista cada fin de semana sin importar el estadio que albergue el encuentro. El próximo rival será en Tudelano en Anduva y la ansiedad por la consecución del primer triunfo en casa no debe pesar a un cuadro enrachado. El Malecón de Torrelavega será el siguiente destino del mejor visitante de la liga, que ya mira hacia el liderato del grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos