Borrar
Decepción en los jugadores rojillos tras la segunda derrota consecutiva. Avelino Gómez
Al Mirandés le queda trabajo para ser un equipo equilibrado

Mirandés 0 - Espanyol 1

Al Mirandés le queda trabajo para ser un equipo equilibrado

Mejoró en defensa pese a la derrota, pero no chutó ni una sola vez entre los tres palos ante un consistente Espanyol

Ángel Garraza

Lunes, 28 de agosto 2023, 01:26

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mirandés: Luis López, Diego Moreno, Pablo Ramón, Barcia, Juan María (Gómez, m. 62); Álvaro Sanz (Alberto Reina, m. 78), Lachuer (Tachi, m. 78); Ilyas (Iosifov, m. 62); Carlos Martín, Gabri y Durdov (Godoy, m. 62).

Espanyol: Pacheco, Omar, Calero, Cabrera, Oliván; Pol Lozano, Keidi Bare; Jofre, Lazo, Melamed y Pere Milla. También jugaron Salvi, Edu Expósito, Gragera y Puado.

Goles: 0-1, m. 58: Jofre.

Árbitro: El valenciano Ais Reig mostró tarjeta amarilla a Juan María, Pablo Ramón, Moreno y a Tachi y por parte visitante a Pol Lozano y Keidi Bare.

Incidencias: 3.452 espectadores.

Segunda derrota consecutiva, (0-1), en este caso ante uno de los principales candidatos a volver a Primera. Es un signo que puede sufrir el Mirandés ante este tipo de rivales, dadas las diferencias existentes entre ambos conjuntos en todos los capítulos. No obstante, el de ayer fue un choque en el que quedó patente que el equipo de Miranda sigue buscando el equilibrio. Contra el Espanyol estuvo más consistente en defensa, a pesar de encajar un tanto, pero arriba se mostró muy romo hasta el punto de no disponer de ocasión alguna para batir a Pacheco en todo el duelo. No disparó entre los tres palos en todo el encuentro.

Sólo el hecho de que los blanquiazules ganasen por la mínima generó hasta el pitido final incertidumbre y esperanza en el bando local para igualar la contienda en alguna acción puntual, lo que se mantuvo hasta en la última jugada, cuando subió a rematar el portero Luis López. Sin embargo, apenas se contabilizaron varios centros como recurso atacante. No se disparó a puerta y así es muy complicado ante un adversario de Primera que está en Segunda obtener un resultado satisfactorio.

Cuatro cambios introdujo Lisci con respecto al anterior compromiso disputado en Gijón. Pablo Ramón fue el central (por el perfil diestro) junto a Barcia en detrimento de Barbu; el francés Lachuer debutó tras llegar la semana pasada y ocupó una parcela en el centro del campo en lugar de Alberto Reina; Ilyas Chaira fue titular, al igual que Durdov, éste como punta de lanza, por Godoy. Carlos Martín continuó por detrás del ariete.

Las previsiones apuntaban a que el equipo visitante, el máximo favorito al ascenso y con efectivos importantes en sus filas, asumiera el control del encuentro, con una mayor posesión, y así fue. En busca, principalmente de Nico Melamed, su hombre más incisivo. Tuvo varias ocasiones par marcar, pero unas veces la defensa y otras por su falta de puntería, las intentonas de los pericos quedaron abortadas.

El Mirandés, mientras tanto, esperaba a su rival en campo propio. Con las líneas juntas para impedir que el rival dispusiera de espacios. Los balones largos constituían su principal arma para llegar a los dominios del meta Pacheco. Como el que recogió Durdov para llevar la pelota al fondo de la red. Había arrancado en claro fuera de juego.

El bloque rojillo pecó de endeblez defensiva en Gijón y es algo que este domingo se trató de evitar. Consistencia atrás, en primer lugar, para luego disponer de alguna ocasión. Si bien, faltaba en este sentido fluidez a la hora de sacar el balón jugado, otro aspecto a mejorar. Hasta el minuto 39 no botó el primer córner.

Los foráneos lo siguieron intentando en la reanudación; Pere Milla salvó al cancerbero, pero no a la zaga rojilla. Y como no podía ser de otra forma, la maldición del exrojillo que marca en Anduva se volvió a cumplir. Tuvo que ser Jofre Carreras, quien pasó desapercibido el curso anterior en el equipo de Miranda, el que marcó el gol del triunfo visitante con un chut desde fuera del área.

Jonathan, Iosifov y Godoy y, después, Tachi y Alberto Reina participaron después, pero sin consecuencias. Apenas se contabilizaron varios centros en el tramo final como acercamientos mirandesistas en un partido en el que el equipo no generó peligro ante el máximo favorito al ascenso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios