Borrar
El defensa madrileño de 22 años cree que el equipo tiene que mosrtrarse «fuerte» para que el campo rojillo sea un fortín. Avelino Gómez
El Mirandés prepara el partido «tranquilo pero como si fuese una final»

El Mirandés prepara el partido «tranquilo pero como si fuese una final»

Barbu asegura que el equipo es consciente de la necesidad de sumar un triunfo el domingo y cree que Anduva ha de ser un factor clave para ello

Toni Caballero

Miranda de Ebro

Miércoles, 3 de abril 2024, 14:41

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Desde la tranquilidad, estamos trabajando el partido del domingo como si fuese una final. Sabemos que es muy importante sumar 3 puntos, tenemos ganas de sacarlo adelante, pero al final hay que tomárselo con tranquilidad», claro y conciso, así se ha referido el central del Mirandés, Alejandro Barbudo 'Barbu', con respecto al duelo que enfrentará a su equipo con el Sporting de Gijón el próximo fin de semana.

El vestuario rojillo salió «jodido» de Andorra, tal y como revelaba el central madrileño de 22 años, pero ha hecho borrón mental y cuenta nueva para tratar de sacar su mejor versión ante los asturianos. «Era un partido que merecíamos ganar y el balón no quiso entrar. El equipo está con confianza plena en el partido del domingo, en que vamos a conseguir la victoria. Creo que estamos trabajando bien», argumentaba.

Al ser consultado por los posibles cambios que podría introducir Alessio Lisci en el equipo y acerca de los errores que pudo cometer el cuadro mirandesista en el Príncipado, Barbu aclaraba que «estamos en medio de una mala dinámica pero se está trabajando bien, por lo que creo que no hay que cambiar muchas cosas. En Andorra no quiso entrar la pelota, hubo mala suerte, pero tenemos que estar todos juntos y trabajar como equipo contra el Sporting. Y tratar de meter esas ocasiones que se nos están negando».

También salía a la palestra otra de las palabras repetidas hasta la saciedad en las últimas semanas, como una especia de mantra. No es otra que las famosas 'conductas' que el técnico romano quiere que sus pupilos interioricen para todos los encuentros.

«Cuando habla de conductas nos pide que seamos más agresivos, que estamos todos juntos y que no bajemos la intensidad. Es algo que al equipo se le ha notado en las últimas semanas, es una evidencia. No estamos consiguiendo los resultados que queremos, pero también se han sumado victorias y empates, por lo que no es una tan mala dinámica en realidad», añadía, visiblemente satisfecho con la actitud del equipo sobre el césped.

Diferente partido

El central madrileño también ha querido aclarar que el choque contra el conjunto sportinguista será muy diferente al de la primera vuelta, en El Molinón, cuando los de Lisci cayeron por 3 a 0 en un partido que se dirimió en escasos minutos.

«Sabemos del potencial que tiene el Sporting, lo vimos en la ida, pero eso no nos afecta a nosotros. Tenemos que hacer nuestro partido. El problema lo tienen que tener ellos, jugamos en casa y tenemos que ser fuertes. En Anduva tiene que ser muy difícil ganar», zanjaba.

Y es que, para el zaguero rojillo, «no es la misma situación que en el partido de ida. Entonces, el equipo era prácticamente nuevo y nos estábamos conociendo todos aún. El equipo ha mejorado mucho desde entonces. Este partido no va a tener nada que ver».

La plantilla mirandesista disfrutará mañana de su segunda jornada de descanso semanal antes de encarar dos prácticas matinales más antes del trascendental duelo con los de Gijón, ambas en el campo anexo 2, la última a puerta cerrada.

El equipo trabaja aislado de todo tipo de ruidos, concentrado en la preparación del escenario idóneo para poder sumar un triunfo visagra que libere presión y permita viajar a Oviedo con mejores sensaciones. Sin embargo, resulta evidente que la mala racha de resultados ha sembrado muchas dudas en una afición que el domingo exigirá el máximo a sus jugadores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios