Un Mirandés cada vez más preciso

La circulación de la pelota a la mayor velocidad posible y con precisión es uno de los ejercicios que pone en práctica el equipo rojillo en los entrenamientos. /Avelino Gómez
La circulación de la pelota a la mayor velocidad posible y con precisión es uno de los ejercicios que pone en práctica el equipo rojillo en los entrenamientos. / Avelino Gómez

Es el que más pases buenos dio en las dos útimas jornadas de toda la categoría

ÁNGEL GARRAZA

El objetivo se encuentra en mayo y junio. Hasta entonces, durante los meses anteriores el Mirandés sigue su camino, tal y como acostumbran a señalar tanto jugadores como desde el propio cuerpo técnico, una línea que le ha llevado a sumar los últimos seis puntos en juego y a transmitir, al margen de estas dos victorias, óptimas sensaciones frente al Langreo y el Sporting B. Es un equipo que en estas últimas semanas se ha caracterizado por un hecho: el acierto que han tenido los jugadores en los pases. Es cada vez más preciso, como lo demuestran los hechos y los datos que presentan sus actuaciones más recientes.

Es la personalidad que quiere impregnar al equipo Borja Jiménez y que en los dos encuentros anteriores, uno disputado en Anduva y el otro fuera, ha alcanzado su máxima expresión.

Tal es así que el índice de aciertos que ha mostrado la plantilla en estos dos compromisos no los iguala ningún otro conjunto de la categoría de bronce. Si ya contra el Langreo arrojó un balance de un 90% de combinaciones buenas, un registro muy alto para lo que es la categoría, al pasarse la pelota en óptimas condiciones un total de 690 ocasiones, por las 767 que lo intentó, siete días después se repitió la historia.

En Mareo, ante el filial sportinguista, el porcentaje de acierto fue del 88,5 al dar 478 de un total de 540. Ningún otro equipo de los cuatro grupos de Segunda B, según se desprende en la documentación hecha pública por la cuenta Vintage Stats, supera estas cifras.

Si algo ha caracterizado las últimas comparecencias de los rojillos ha sido el tino que han mostrado en la circulación de la pelota. Este pasado domingo, solo el Almería B tuvo el mismo porcentaje de aciertos, mientras que el de la Cultural Leonesa fue de 88,4 y el de Cartagena, del 87%.

La Real Sociedad B, el fin de semana anterior, se colocó en segundo lugar con el 87%. Un bloque concebido para combinar y mantener la posesión fue superado en este apartado por los rojillos. El de la UDLogroñés, otro rival que se mueve bajo estos mismos parámetros y con una idea muy clara de cómo atacar y defender fue del 83,8; el del Racing, del 83%.

Es una cualidad que en los ensayos trabaja el bloque de Jiménez durante los entrenamientos que desarrolla en el campo 2 de los anexos. Posesión en espacios reducidos y con el menor número posible de toques es uno de los ejercicios con los que se quiere potenciar esta característica, que ha explotado el Mirandés en fechas recientes de forma sobresaliente por parte del elenco de futbolistas del plantel

Velocidad y precisión es lo que se intenta a través de unas acciones en las que la plantilla tiene muy claro que por ahí debe pasar su juego para lograr el objetivo. El resultado en las últimas semanas ha sido satisfactorio a tenor de lo que se indica desde el vestuario.

«Atacar y defender con el balón nos está dando resultado. El otro día, ante el Sporting B, aprovechamos esa posesión para matar el partido y mover al equipo contrario, que es cuando más cansado está», señala Rodrigo Sanz, uno de los últimos en llegar a la disciplina mirandesista junto a Jon Guridi y que mañana se medirá a su exequipo.

El equipo de Miranda buscará este sábado el tercer triunfo seguido con el que afianzarse en la segunda plaza, distanciar más a sus perseguidores y, si es posible, recortar al líder Racing, que recibe al siempre complicado Barakaldo, cuarto en la tabla y en puestos de 'play off' desde que arrancó la competición. Este envite entre escuadras ubicadas en la parte alta siempre va a permitir que entre ellas se quiten puntos, lo que intentará aprovechar el segundo de la tabla siempre que haga buena mañana su condición de local.

El tercero de Segunda B

A falta de tres meses para que concluya el campeonato, los números de los que hacen gala los 80 equipos de Segunda B sitúan al Mirandés en el tercer puesto de la categoría de bronce. Solo mejoran sus registros el líder Racing (59 puntos) y el Cartagena (53), primer clasificado de otro de los grupos. Por detrás de los rojillos aparecen el Melilla, el Murcia y el Fuenlabrada como adversarios que tienen mejores datos sin llegar a los que reúne el Mirandés.

Durante estas últimas semanas también se ha visto la eclosión goleadora del recién llegado Guridi. Se está destapando nada más llegar a su nuevo equipo. Lo hace tanto en el medio del campo, donde despliega un buen juego de combinaciones, pero también de cara a portería a pesar de no ser un habitual dentro del área. Pero cuando lo hace, no perdona. Lo hizo en los apenas 30 minutos que estuvo sobre el césped en su debut con la camiseta rojilla la pasada jornada frente al Langreo. Tardó trece minutos en hacer su primer tanto con el Mirandés, un gol que valió los tres puntos de aquel partido. Y lo volvió a hacer el pasado fin de semana en Mareo.