Borrar
El italiano tiene enchufado al vestuario y avanza que ningun jugador tiene el puesto garantizado. Avelino Gómez
El Mirandés se mide a «un equipo con paciencia y buen juego directo»

El Mirandés se mide a «un equipo con paciencia y buen juego directo»

Alessio Lisci no se fía de la SDAmorebieta y quiere que su equipo plantee un partido «inteligente» para poder llevarse los tres puntos

Toni Caballero

Miranda de Ebro

Viernes, 15 de septiembre 2023, 17:34

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con ganas de sumar el primer triunfo a domicilio de la temporada en un escenario que, a priori, podría jugar bastante a favor de los rojillos. Lezama no es la casa de la SD Amorebieta, es el domicilio en el que está arrendado durante su estancia en el fútbol profesional, por lo que ni el equipo ni la afición se encuentran tan cómodos como en Urritxe. Asimismo, el desplazamiento desde Miranda también es cercano, así pues se prevé la presencia de centenares de jabatos para alentar a los suyos.

«Los resultados del Amorebieta demuestran que son un rival muy difícil, han tenido un calendario complicadísimo y han sacado puntos. Por un lado, este desplazamiento puede ser más asequible porque no juegan en casa, no hay factor campo; pero el rival hace que no sea para nada fácil. No vive de jugar directo, ellos saben adaptarse a varios escenarios de juego», avanzaba Alessio Lisci, el técnico mirandesista, en la previa del duelo.

En relación a lo estrictamente deportivo, el preparador romano espera un rival muy complicado por su versatilidad para adaptarse a las diferentes dificultades que se planteen sobre el césped. De hecho, sólo han cedido dos derrotas, por la mínima y a domicilio, ante rivales de peso como Espanyol y Racing-

«Todos los equipos exigen mucho y el Amorebieta se nota que está muy bien trabajado. Es un equipo que repite mucho el bloque, que es difícil porque si le aprietas puede jugarte muy bien con fútbol directo pero, por el contrario, si le dejas salir, también tienen paciencia para poder jugar desde atrás. Tiene cosas parecidas al Alcorcón. Tienen paciencia para salir, esperan que saltes en la presión y son muy buenos en juego directo. Peligrosos porque saben manejar las dos versiones, hay que hacer un partido inteligente y leer cuando hay que presionar o no, según lo que pida el partido», argumentaba el italiano.

Lo que está claro es que el equipo de Anduva llega a la sexta jornada de competición con la moral por las nubes tras la histórica victoria in extremis contra el Andorra. Una cita que, para Lisci, dejó una lección muy valiosa en el vestuario: aprender a jugar el 'otro fútbol'.

«Los que me conocen saben que mis equipos no simulan, no me gusta que se pierda tiempo. Pero está claro que hay situaciones en las que puedes hacer una posesión más larga, quedarte el balón en el córner para perder algo de tiempo de manera regular, ya que el rival puede quitarte el balón; o incluso esperar con el balón en defensa hasta que el rival te salte en la presión. Ser más listos para jugar ese otro fútbol en los últimos minutos si nos va bien en el marcador, pero no simulando en el suelo o demás. A ver si podemos comprobar este fin de semana si el equipo ha mejorado en este aspecto, sería buena noticia (risas)», reconocía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios