Borrar
El italiano asegura que ha llegado el momento de puntuar como sea. Avelino Gómez
Un Mirandés mentalizado para luchar por salvarse

Un Mirandés mentalizado para luchar por salvarse

Alessio Lisci se mostró contundente en la previa del choque con el Zaragoza y quiere que sus jugadores tengan presente la pelea la permanencia

Toni Caballero

Miranda de Ebro

Viernes, 22 de marzo 2024, 15:11

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Más serio de lo habitual, contundente, directo y visiblemente enfadado, así comparecía el técnico mirandesista, Alessio Lisci, en la rueda de prensa previa al partido que enfrentará a los suyos con el Real Zaragoza, pasado mañana a partir de las 18.30 horas en Anduva. El italiano quería mandar un mensaje meridiano al vestuario porque «quedan 11 partidos y hay que intentar rascar puntos en todos lados, dentro y fuera de casa, contra quien sea».

Como punto principal, el romano cree ser consciente de dónde radica la irregularidad del equipo en las últimas fechas. «Creo que el problema que estamos teniendo es que, al estar relativamente lejos del descenso, no somos capaces de entender que estamos ahí. Me refiero a nivel de ciertas conductas que se están repitiendo cuando saltamos al campo», iniciaba.

Y es que, contra el Eldense, «se nos había acercado el descenso y fuimos capaces de hacer el partido que teníamos que hacer en ese momento concreto. Con la plantilla actual, a la altura de la temporada que nos encontramos y con los puntos que tenemos, hay que hacer un partido concreto de partido, no podemos salirnos de ese esquema de partido. Contra el Eldense lo hicimos, se notaba la presión ahí, luego fuimos a Leganés y perdimos esa presión porque cogimos ese colchón de 6 puntos mas golaverage».

El preparador rojillo quiere que sus pupilos salten al césped totalmente mentalizados para la lucha. «Contra el Leganés no fuimos capaces de hacer el tipo de partido necesario. Analizándolo a nivel táctico, el Leganés tira 4 veces y marca 3 goles, no es que fuese muy superior en cuanto a fútbol en la primera parte. La diferencia estuvo en otras cosas, en que ellos salieron a puntuar como sea, en esas ganas de saber que tengo que puntuar cómo sea, y nosotros no salimos con la misma conducta. No es actitud, es conducta», reincidió.

Por ende, el plan para enfrentar al Real Zaragoza ha de partir de lo intangible, de la motivación que se entiende inherente a los equipos que se están jugando permanecer en el fútbol profesional. «Seguimos relativamente lejos del descenso pero estamos jugando con fuego. Tenemos que ser capaces de hacer lo mismo que contra el Eldense, yo el primero a la hora de fomentar este ambiente los jugadores».

Cabe destacar que el capitán del barco tiene marcadas a fuego «todas las veces que hemos tenido más de dos partidos de distancia con el descenso, la gente comenzaba a decir que había que mirar para arriba y siempre perdimos el siguiente encuentro. Nos falta este punto de tener la misma mentalidad de pelear por evitar el descenso aunque estemos más o menos lejos de la zona roja. Es lo que tenemos que conseguir».

El rival

Enfrente, espera un conjunto maño tan necesitado de puntos como el Mirandés. Para Lisci, las numerosas bajas que sufren los zaragocistas son un problema menor cuando cuentas con una plantilla «que todos sabemos para que se preparó y cuales eran sus objetivos a principio de temporada».

Asimismo, recuerda que en el choque de la primera vuelta en La Romareda «parecía un equipo que iba a ascender en marzo. No están en su mejor momento, es evidente, pero con el cambio de entrenador hicieron un buen partido el otro día con el Espanyol, no merecieron perder. Tienen bajas, pero seguro que miras el once y al banquillo y a todo el mundo se le olvida los que faltan. Va a ser un partido dificilísimo».

Mirando hacia adentro, espera «un partido de más tensión de la que marca la tabla clasificatoria. Todos sabemos que es fundamental puntuar en casa en Segunda, tienes que puntuar siempre porque luego vienen los problemas fuera. Nuestros problemas nacen de la derrota contra el Huesca, luego vas arrastrando y sales fuera de casa. Ganamos contra el Eldense y pudimos relajar la situación, pero debemos hacerlo de nuevo con el Zaragoza o habrá problemas de nuevo».

El italiano avanzó que habrá pequeñas variaciones tanto en el sistema como en el once titular. «Faltando 11 partidos, hay que intentar puntuar en casa como sea. Somos los que somos y con estos tengo que tirar hasta el final para rascar los puntos que podamos y salvarnos como sea. Estamos tranquilos, pero en alerta. No queremos vernos en los últimos partidos de la temporada jugando con el agobio del descenso», cerró.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios