El Mirandés se medirá al Atlético B en la primera eliminatoria por el ascenso

El filial colchonero aseguró su participación en la postemporada a falta de una jornada para concluir la temporada regular. /E. C.
El filial colchonero aseguró su participación en la postemporada a falta de una jornada para concluir la temporada regular. / E. C.

El partido de ida tendrá lugar este domingo en la Ciudad Deportiva Wanda y Anduva dictará sentencia en el del 1 y 2 de junio

TONI CABALLERO

Fue la última bola en hacer aparición en el sorteo de las correspondientes a los cuatro equipos que finalizaron terceros en sus respectivos grupos de Segunda B. Por lo tanto, todo el mundo presente en el salón Luis Aragonés de Las Rozas de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, Madrid, ya sabía que el Mirandés iba a duelarse con el Atlético de Madrid B en la primera eliminatoria del play off de ascenso a Segunda División. El partido de ida tendrá lugar este domingo, en horario por confirmar durante el día de hoy, en la Ciudad Deportiva Wanda, en el Cerro del Espino (Majadahonda, Madrid) con una capacidad para 3.376 espectadores. La sentencia se dictaminará en Anduva, previsiblemente el domingo 2 de junio, pero tampoco se conoce el horario oficial para el encuentro.

Pese a que restan poco más de 3 días para la llegada del fin de semana, a buen seguro la afición mirandesista se desplazará en gran número hasta Majadahonda, municipio madrileño en el que se emplaza la ciudad deportiva colchonera. El encuentro se disputará en el Cerro del Espino y no en el Wanda Metropolitano, el estadio donde desarrolla su actividad el primer equipo y que el sábado 1 de junio albergará la final de la Champions League entre el Liverpool y el Ajax. De no haberse programado este evento, ya que la UEFA tiene derecho al uso exclusivo del estadio durante los 15 días previos a la final, los aficionados rojillos tal vez hubieran podido disfrutar de ver el partido de ida de su equipo en un estadio con 67.829 asientos de capacidad, ya que era otra de las hipótesis que se dibujaban en la mente de la familia mirandesista.

Lo que es seguro es que el cuadro mirandesista se enfrenta a un primer escollo de mucha calidad y juventud. El filial rojiblanco finalizó el torneo doméstico en tercer lugar, con 68 puntos, sólo por detrás de Fuenlabrada, que finalizó con 71, y de SDPonferradina, que lo hizo con 69. Entrenador por Oscar Fernández, los colchoneros han completado una temporada regular con altibajos, pero en la que se han mostrado como uno de los filiales más potentes de toda la categoría de bronce. Sin ir más lejos, consiguieron encadenar una racha de 15 partidos consecutivos sin conocer la derrota, del 18 de noviembre hasta mediados de marzo, con un balance de 11 victorias y 4 empates.

A su vez, sus guarismos muestran que son un equipo claramente ofensivo y con una notable capacidad de cara a portería. Así lo demuestran sus 57 goles en las 38 jornadas de liga regular (1, 78 goles por partido). Sin embargo, también cuentan con una característica inherente a casi todos los conjuntos filiales: no son especialistas defensivos. Tanto es así que han recibido 32 goles en contra durante la temporada, casi un tanto por encuentro (0,84 de media), un dato que puede resultar importante para el conjunto de Borja Jiménez una vez haga las maletas con destino Majadahonda.

Entre las filas del equipo colchonero encontramos a varias perlas de la cantera atlética e, incluso, a varios de los jugadores que ya viven a caballo entre el primer y el segundo equipo, compaginando entrenos a las ordenes de Simeone y partidos con el filial. Uno de ellos es Sergio Camello, un delantero de 18 años que debutó con el primer equipo rojiblanco el pasado fin de semana ante el Levante, en la última jornada de liga disputada en el Estadio Ciudad de Valencia. Camello mostró sus dotes y, además de jugar sus primeros minutos con la elástica del primer equipo, anotó el tanto que supuso el 2 a 2 final en el encuentro.La joven promesa debutó en la delantera, en la que se compaginó a la perfección con Víctor Mollejo, uno de los estandartes del filial atlético, que ya acumula cuatro participaciones en partido oficial con la primera plantilla.

Por último y para cerrar el trío de referencias del rival rojillo, encontramos a Montero, un joven central de 20 años en el que la dirección deportiva del Wanda tiene puestas muchas esperanzas de cara al futuro. La plantilla liderada por Oscar Fernández cuenta con una edad media de 21,3 años, juventud que resalta con los 26,6 que suma la plantilla rojilla, mucho más experimentada. Pero dentro de las numerosas armas con las que cuenta el Atlético B, una de sus más importantes bazas no podrá ser de la partida en ninguno de los duelos ante el Mirandés. Borja Garcés, ariete melillense de 19 años, y posiblemente la joya de la corona de la cantera colchonera, sufrió una lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha el pasado 26 de marzo durante en el transcurso del partido que medía a su equipo con el Burgos. La lesión obligó a Garcés a pasar por el quirófano y decir adiós a la temporada, tanto del primer como del segundo equipo.

La otra eliminatoria de los terceros clasificados de Segunda B deparará un encuentro entre el VIllarreal B y el Melilla. La primera cita tendrá lugar en el municipio castellonense mientras que la vuelta se llevará a cabo en el Estadio Municipal Álvarez Claro de la ciudad autónoma. Así lo quisieron las bolas extraídas por el exjugador de fútbol y exinternacional, Joan Capdevila.

En este sentido, el Mirandés evitó en última instancia el cruce con el filial del submarino amarillo, avalado por los conocedores del grupo como uno de los principales candidatos al ascenso, y también el correspondiente al Melilla, un cuadro que ha liderado su grupo durante buena parte de la temporada regular y que exige un largo desplazamiento intermodal (Bus o avión, y barco) hasta el norte de África.

Los rojillos ya conocen cuál es el primer escollo de los tres que han de superar si quieren retornar a la división de plata, asimismo, Anduva deberá empujar con el alma a los suyos en poco más de 11 días.