Nico Serrano jugó 74 minutos el domingo en Ibiza, hasta que se retiró con un problema en el pie derecho. / avelino gómez

El Mirandés tiene 15 días para rearmarse y despejar una enfermería saturada

Sin liga hasta el día 21 tras jugar el 6, solo 16 efectivos de los 23 que integran el primer equipo estaban aptos ante el Ibiza

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

La lista de inquilinos de la enfermería ha crecido de forma considerable en las últimas jornadas en el Mirandés. El parón de liga, que se extenderá hasta el día 21 de noviembre, lunes, cuando el Cartagena juegue en Anduva a las 21 horas, le vendrá bien a un bloque mermado de efectivos en las últimas fechas. Hasta tal punto que en la convoca

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores