Tanto plantilla como cuerpo técnico encadenan varios meses sometiéndose a pruebas PCR y de antígenos rutinarias, la última el pasado lunes / A. Gómez

Sexta ola

El Mirandés detecta 19 casos Covid

Están confinados 10 jugadores del primer equipo, 7 miembros del cuerpo técnico y 2 empleados del club

TONI CABALLERO

Las pruebas PCR realizadas el pasado lunes en el seno del club rojillo, de acuerdo a los protocolos marcados por LaLiga, arrojaron ayer un total de 19 positivos por Covid-19 entre jugadores del primer equipo, cuerpo técnico y empleados. De hecho, son 10 los jugadores rojillos confinados, así como 7 miembros del staff y 2 trabajadores de la entidad, los que se encuentran encerrados en sus domicilios «en perfecto estado».

El Club Deportivo Mirandés procedió a elevar los resultados tanto a las autoridades sanitarias como a LaLiga. Además, el club se vio obligado a suspender el entrenamiento de ayer, programado inicialmente en sesión matutina y, posteriormente, aplazado a la tarde; pero que no pudo desarrollarse.

Con una decena de jugadores del primer equipo contagiados por el virus SARS-CoV-2, la pregunta que corre por Miranda es si el club puede pedir la suspensión del encuentro del próximo domingo contra el Real Zaragoza. En este sentido, ante el despunte de casos y los futbolistas afectados en los últimos días, LaLiga modificó el Protocolo COVID-19 para introducir novedades con respecto a lo que venía pasando hasta ahora.

Para pedir la suspensión del encuentro con el Zaragoza, el Mirandés debería contar con menos de 13 jugadores disponibles,. En el escenario de que no se pueda llegar a esa cifra con jugadores del primer equipo, también se jugará si hay 5 profesionales disponibles de la primera plantilla. En el caso del Mirandés, salvo que continúe aumentando el número de positivos, actualmente contaría con 10 jugadores de la primera plantilla, estaría obligado a disputar el encuentro completando la convocatoria con jugadores del filial.

Asimismo, sólo podría pedir el aplazamiento si llega, en lo que resta de semana, a 16 jugadores contagiados del Covid-19 de los 20 profesionales que componen la primera plantilla en la actualidad, lo cual no es descartable.

Otro apéndice del nuevo protocolo dicta que los equipos podrán aplazar 2 partidos en caso de contagios, y no 1 como hasta ahora, pero deberán hacerlo hasta el 1 de marzo, ya que después no hay hueco en el calendario para reprogramar partidos. A partir de los 2 encuentros aplazados, o superado el 1 de marzo, a todo aquel club que no pueda disputar un partido por positivos se le dará por perdido.

Por todo ello, será el transcurso de las próximas jornadas, y la evolución de los contagios, los que determinen si el Mirandés ha de jugar o no su próximo partido liguero. Por lo pronto, de no producirse más positivos en la plantilla, el cuadro rojillo deberá ingeniárselas para conformar una convocatoria con una decena de bajas, repleta de jóvenes del filial, y varias caras nuevas en el banquillo dirigiendo al equipo.

Sigue el mercado

En otro orden de novedades mirandesistas mas enfocadas al plano puramente deportivo, continúan saliendo nombres a la palestra de posibles incorporaciones rojillas a partir del lunes, 3 de diciembre, cuando se abra el mercado invernal de fichajes. El último en aparecer en escena, a través del portal Grada3, ha sido el de Isma Ruiz, el joven mediocentro del Granada que no está contando con demasiadas oportunidades en Primera para eclosionar.

Nacido en el municipio granadino de Gójar hace 20 años, Ruiz es un centrocampista técnico, esbelto y liviano, que se ha ido ganando sitio en el primer equipo desde que debutase en un Real Sociedad-Granada bajo las órdenes de Diego Martínez.

El gojeño va a cerrar 2021 con un total de 215 minutos disputados con la camiseta del primer equipo en Primera División, Copa e incluso Europa League. Es una piezas básicas para entender el futuro proyecto de los nazaríes, donde se quiere dotar a la cantera de un papel importante y, desde hace varios años, se viene invirtiendo notablemente en el Recreativo Granada.

Sin embargo, el Granada considera que Ruiz ya cuenta con un nivel superior al del filial y, para poder alcanzar el escalón de la elite nacional, estaría pensando en una posible cesión a un cuadro de la división de plata. En este contexto aparece el Mirandés, cuya fama de trampolín para jóvenes talentosos lo avala, que además necesita un centrocampista de su perfil.

El pasado verano fueron varios los medios locales que informaron acerca del interés de Chema Aragón en el centrocampista, otrora internacional sub 20 con España, pero finalmente esta opción no fructífero. Ahora, después de que Ruiz haya disputado sólo 4 partidos entre Liga y Copa, y haya participado en el 11% de todos los minutos disputados por el primer equipo, se abre la opción de que salga en busca de poder foguearse.

El Mirandés está buscando un medio creador y su nombre, de nuevo, vuelve a aparecer en las quinielas junto al de otros centrocampistas jóvenes que puedan salir cedidos, como también es el casi de Miguel Baeza.