El Mirandés es el club de Segunda B que más paga a la Seguridad Social al abonar 344.400 euros

De Miguel, junto a Jiménez y Aragón, recalca que la transparencia es el eje de su mandato. /A. G.
De Miguel, junto a Jiménez y Aragón, recalca que la transparencia es el eje de su mandato. / A. G.

Lo confirma el presidente rojillo tras cotejar todos los datos del CSD y comprobar el «fraude descarado que existe; «somos el único que hacemos bien las cosas»

ÁNGEL GARRAZA

«Somos un club ejemplar». Así resume el presidente del Mirandés, Alfredo de Miguel, la transparencia en cuanto a las cuentas económicas de todo tipo que mantiene el Mirandés. También en todo lo que tiene que ver con los gastos que origina la plantilla y su cotización a la Seguridad Social. La reflexión que quiere trasladar no solo a todos los estamentos de la entidad sino al resto de administraciones implicadas radica en que el club rojillo «es el que más paga a la Seguridad Social de toda la Segunda B».

No se trata, recalca, de una valoración subjetiva, sino que este argumento se apoya en datos objetivos, en concreto en los que refleja el Consejo Superior de Deportes (CSD). Así, la cuota empresarial del Mirandés se cifra en 344.485 euros. El Racing paga solo 197.000, casi la mitad a pesar del esfuerzo que la entidad cántabra ha realizado esta temporada, con un plantel amplio y de calidad para lograr el ansiado ascenso a la LFP en su cuarta campaña en el pozo de Segunda B.

Otro rival del Grupo II, que tienen en mente intentar jugar el 'play off' de ascenso, la UDLogroñés, solo abona 142.000; el Arenas: 130.000, el Tudelano: 54.000; la Ponferradina: 235.000, la Cultural Leonesa 228.000 y - añade– «ni que decir tiene que muchos de estos equipos han hecho unos fichajes de jugadores a los que nosotros no hemos podido llegar».

Hay más. El Extremadura –que logró el ascenso a Segunda la pasada primavera al eliminar en la segunda ronda al Mirandés– solo aportó 86.000, al igual que el Burgos, también 86.000 o, lo que es lo mismo, cuatro veces menos que el club de Miranda Y así, el resto de la categoría de bronce.

«Esto desespera, desanima,. Pero cómo es posible que todos estos 'piratas' del fútbol campen a sus anchas. A ver quién es el que pone el cascabel al gato», lanza. ¿Cómo lo hemos visto?, se pregunta en voz alta el responsable de la entidad antes de hacer referencia al Real Decreto aprobado hace dos años.

«Entró en vigor sobre el reparto de los derechos televisivos; ahí se establecía que los clubes de Segunda B y el fútbol femenino tenían una parte de esa tarta, pero el Consejo Superior de Deportes, con un criterio muy oportuno, a la hora de repartir esos ingresos que corresponden a los clubes de Segunda B ha dicho: 'justificarme los pagos a la Seguridad Social que habéis hecho' y ahí viene el llano porque el que quiere cobrar lo tiene que mandar. Y aquí tenemos el retrato de todos».

Hace hincapié en que «hay mucho fraude en el fútbol de Segunda B, lo que provoca que los que lo hacemos bien compitamos en inferioridad de condiciones con otros porque no podemos optar a jugadores que se van a otros clubes, que luego no cumplen como es debido; y eso, no puede seguir así». Incluso, ocurre en Segunda División –el caso del Reus es el más reciente–, pero «es que lo de Segunda B es vergonzoso».

Es impresionante –continúa–. «Que nosotros paguemos esa cantidad y otros abonen hasta dos, tres y cuatro veces menos es algo muy curioso. Cada uno que haga su reflexión, pero yo prometí el día que entré en el fútbol que me podían llamar tonto, inútil, lo que sea, pero tengo muy claro que sinvergüenza no. Tengo 67 años y eso no».

De Miguel va más allá y especifica que «somos el único equipo de Segunda B que hacemos bien las cosas con la Seguridad Social. Resulta fuerte decir esto pero es que es así».