Iván Agustín e Iker esperan el lanzamiento de un córner en el Huesca-Mirandés (0-1, 2003), el triunfo más importante ante este rival. / alfaqui

El Mirandés buscará redimirse en Anduva de los malos resultados ante un viejo conocido

Los rojillos reciben mañana al Huesca, con el que se ve las caras desde hace más de 50 años, una historia que incluye casi 40 duelos

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo vuelve mañana a casa en partido oficial tras caer en El Plantío. El Mirandés quiere redimirse no solo por este encuentro sino porque su situación en la tabla dice que, a día de hoy, es el peor equipo de los 22 que componen la Segunda División. Necesita, por lo tanto, una victoria y la buscará ante el Huesca, el rival que

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores