Álex Petxarroman saldrá cedido del club bilbaíno. / E. C.

El Mirandés está atento al futuro de Serrano y Petxarroman en el Athletic

El lateral, que puede jugar en ambos costados, y el extremo figuran en la agenda de la dirección deportiva mirandesista

Á. G./J.O. L.

El club rojillo continúa con la confección de la plantilla. Todavía hay muchos puestos por cubrir o completar y, en este sentido, se mantiene la expectativa entre otras cuestiones porque muchos de los que pueden llegar se encuentran actualmente con sus equipos de origen, que todavía no se han desprendido de ellos en forma de cesiones. Son los casos de los jugadores Petxarroman y Nico Serrano, lateral y extremo del Athletic que saldrán cedidos en breves fechas del club bilbaíno y que gustan en el Mirandés como posibles refuerzos para el próximo curso.

Es un caso diferente al de Aitor Paredes, el central por el que Chema Aragón, director deportivo de la entidad rojilla, dijo el día anterior que «está bien valorado por el cuerpo técnico, pero ahora no es un objetivo inmediato para nosotros».

El conjunto de San Mamés tiene tres centrales de la primera plantilla tras la salida de Unai Núñez y existe, principalmente, la incertidumbre de si Íñigo Martínez fichará finalmente por el Barcelona, de ahí que no se trate de un defensa, a día de hoy, que se haya pedido de forma oficial desde las oficinas de Francisco Cantera.

En cambio, la situación en el equipo vizcaíno de otros futbolistas es diferente. No sucede lo mismo con Petxarroman (San Sebastián, 25 años), con contrato en vigor en el Athletic por dos campañas más y con Serrano (Pamplona, 19 años) con vinculación hasta 2024.

Ernesto Valverde ha dejado claro a lo largo de los encuentros amistosos de pretemporada que ni uno ni otro jugador van a tener un papel preponderante en la próxima campaña. Todo lo contrario. El donostiarra jugó en Anduva en el lateral izquierdo, ya que por la banda derecha tiene por delante a De Marcos, Capa e incluso Lekue. Y por la izquierda, a Yuri y Balenciaga. Y no cree que pueda participar en la medular, como sí hizo con Marcelino en alguna ocasión.

El Mirandés necesita laterales porque solo tiene uno para cada costado: Santos y Salinas. No obstante, las previsiones apuntan a que no utilizará esta ventana estival para doblar ambos puestos. Le valdría con incorporar un tercer defensa para la banda que sea polivalente, que pueda jugar por ambos lados, a pie cambiado también.

El exjugador de la Real B responde a ese perfil. Ha despertado el interés de varios clubes de la categoría de plata al saber que todo apunta a que saldrá cedido, si bien al menos hasta esta semana nada hay formalizado en una propuesta concreta.

Serrano es un futbolista de talante ofensivo, que ocupa la demarcación de extremo izquierdo. Se trata de un joven jugador que recaló en Lezama en edad cadete. Llegó desde el Villarreal.

El Mirandés no tiene ningún extremo en plantilla disponible y espera acontecimientos. Si no cuenta ya con alguno es porque espera poder captar a los primeros nombres que aparecen en su lista para esa posición o bien porque alguno de estos se ha caído y lo que busca son recambios de garantías suficientes.

«Llenar el vestuario es muy fácil, pero queremos traer jugadores que nos interesen y aporten y eso, es más complicado», aseguraba el día anterior Aragón acerca de los refuerzos que deben llegar.

Además de los dos futbolistas citados, Morcillo, Paredes (en función de lo que suceda con Martínez) e incluso Nolaskoain estarían en la rampa de salida del club bilbaíno.