Camello estaba destinado a lograr el último gol de la Liga 2021/22 en Anduva; así fue y lo celebró ante el Fuenlabrada. / Avelino Gómez

El Mirandés más alegre de Segunda

Acaba la Liga con 58 goles a favor, la cifra más alta en sus ocho temporadas en la categoría de plata

ÁNGEL GARRAZA

Si algo ha caracterizado al equipo de Miranda en la temporada que ya ha terminado para la plantilla es su calidad y eficacia anotadora. Un equipo diferencial de tres cuartas partes del campo hacia delante que ha dejado patente sobre el césped su talento en forma de juego alegre, divertido... y de goles, que es lo más importante en el fútbol para sumar puntos y resultados positivos. Es, al fin y al cabo, lo que manda.

Las dos goleadas en Anduva con las que ha cerrado su periplo por el ejercicio 2021/22 han supuesto nueve más, endosados a Ibiza y Fuenlabrada. Cierto es que el primero de estos rivales ya venía con los deberes hechos y que el segundo estaba descendido, de ahí que las prestaciones de ambos descendieran de forma notable fuera de casa, pero también lo es que el conjunto rojillo acaba el curso como el más goleador desde que el club está en Segunda División. Es el más realizador de sus ocho campañas en el fútbol profesional al haber sumado 58 tantos en un total de 42 jornadas.

Un registro que nunca ha alcanzado con anterioridad. Dos veces se ha quedado cerca de esos números: en la 19/20, con Andoni Iraola en el banquillo, contabilizó 55 dianas, al igual que en la 15/16, con Carlos Terrazas al frente de las operaciones. Pero en las demás, ha estado muy por debajo del espectacular balance anotador que ha exhibido el equipo desde que arrancó la competición en el mes de agosto.

En la anterior, la 20/21, se quedó solo en 38, la segunda más baja en sus participaciones en el campeonato profesional, entre otras cuestiones porque el balance defensivo fue el que predominaba. Hasta el punto de que con José Alberto López únicamente el cuadro jabato recibió 41 dianas. Era otro estilo en cuanto a perfil de jugador. Esta vez, para la competición que concluyó el viernes por la noche, se trataba de efectivos con más desequilibrio en la parcela ofensiva.

En la 16/17, la del descenso, únicamente se alcanzó los 40 tantos; en la 14/15, ascendió a 42 mientras que en sus dos primeras presencias en el fútbol profesional no llegaron a 40: en la 13/14, se consiguieron 39 goles y en el debut en Segunda División, en la 12/13, se contabilizaron 35, la cifra más baja de las ocho temporadas. No obstante, el mayor premio aquel curso fue salvar la categoría tras un irregular inicio y una reacción final formidable.

Se da la circunstancia de que la goleada más abultada de la temporada recién concluida para los rojillos se produjo este viernes después de terminar la cita con el Fuenlabrada con un favorable 5-1. Por primera vez, firmaba una 'manita', lo que no es fácil en una categoría tan competitiva. Se la endosó a un rival que llegó descendido y que apenas opuso resistencia, salvo durante unos minutos del primer periodo.

El anterior duelo en terreno mirandés, frente al Ibiza, finalizó con 4-0. Otro resultado satisfactorio en el tramo final después del bache que sufrió el equipo de Joseba Etxeberria con cuatro derrotas consecutivas.

Y es que solo había logrado cuatro dianas en esta Liga en una sola ocasión: contra Las Palmas en Anduva (4-2), en la cuarta jornada de competición. Es la mejor primera parte, la más completa, que se recuerda, con una actuación muy destacada de Hassan (similar a la que protagonizó antes del descanso el viernes por la noche).

Media docena de veces acabó el partido en cuestión con un 3 en su casillero. Anotó ese número de tantos ante Eibar (3-3), Lugo (3-2), Málaga (3-0), Sanse (1-3), Ponferradina y Burgos (3-1); dos, frente a Tenerife (1-2), Ibiza (0-2), Sanse (2-0), Zaragoza (2-0), Tenerife (2-1) y Cartagena (2-1).

Se quedó sin ver la puerta contraria en La Rosaleda contra el Málaga en la primera jornada; en El Plantío frente al Burgos, ante el Huesca en Miranda, en Cartagena, Alcorcón, Huesca, ante el Sporting en casa, en Leganés, Amorebieta, ante el Valladolid en Anduva, en Oviedo, Las Palmas y Girona.

De los 13 choques en los que acabó a cero su balance goleador, diez se disputaron lejos de Anduva, lo que revela la importancia que ha tenido para este equipo jugar junto a su afición.

Solo en tres envites de los 21 disputados como local no ha visto la portería rival. Y ante el Pucela mereció, con creces, sumar más de una diana y ganar incluso un partido que acabó en derrota. En los 18 restantes que ha actuado al calor de la hinchada, ha anotado en alguna ocasión.

Balance defensivo

La cara negativa llega desde el apartado defensivo. Cubrirse la cabeza sin destaparse los pies. Un grupo joven, dinámico, con sus virtudes y defectos o un bloque granítico y contundente. Se ha apostado por lo primero esta vez. Más vistoso. Lo segundo, de lo que se ha carecido, ha impedido que el equipo haya concluido más arriba la competición. Es difícil el equilibrio.

Los 62 goles en contra es uno de los peores registros de la Liga y su segundo peor en Segunda: solo en la campaña 16/17, la del descenso, fue más alto: 66 tantos.

Camello acaba como máximo goleador del equipo con 15 dianas

El delantero centro cedido por el Atlético de Madrid ha sido una de las sensaciones de la temporada. Aunque en la recta final del campeonato se ha mostrado menos acertado de cara a gol, ese hecho no empaña su sobresaliente temporada, tanto en aportación al juego colectivo como en la faceta anotadora. Termina su paso por el Mirandés como máximo realizador del equipo al anotar 15 tantos con el que sumó ante el Fuenlabrada para cerrar la cuenta de la plantilla por este curso. Parece que el pichichi rojillo estaba destinado a que fuera el que lograra la última diana de la Liga. Hizo, además, dos a Las Palmas, Lugo y Ponferradina y una a Alcorcón, Oviedo, Real Sociedad B, Málaga, Tenerife, Cartagena, Almería y Burgos. Brugué, con 8 tantos, ha sido el segundo anotador del conjunto jabato, seguido de Marqués y Riquelme, ambos con siete dianas. Íñigo Vicente, con 6, Hassan y Meseguer, cada uno con tres, han contribuido al gol, al igual que Imanol (2), Garrido, Carreira y Álex López, con uno cada uno, y Simón Moreno (4).