Las torretas de luz están fuera del estadio para incluirlas dentro cuando se construya la nueva tribuna. / A. Gómez

2,3 millones para pagar obras y deuda

El Mirandés recibe el primer tercio del fondo CVC, destina 1,6 millones a inversiones y 435.000 euros a débito a corto plazo; a largo, no tiene

ÁNGEL GARRAZA

Era lo previsto y ya está en fase de ejecución. El Mirandés recibió el primer tercio del total de 7,4 millones de euros del fondo CVC que le corresponden, tal y como recogió semanas atrás este periódico, de tal manera que los primeros 2,3 millones de euros obtenidos tienen ya un destino muy concreto: principalmente, amortizar las inversiones ejecutadas en Anduva durante los dos últimos años y cancelar deuda.

El club rojillo ha dividido en tres disposiciones los primeros 2,3 millones de euros que ha recibido de LaLiga Impulso, el 31% del total. La más cuantiosa, 1,6 millones, servirá para amortizar las inversiones realizadas durante los dos últimos años en el estadio. Así se indica en la Plataforma de negocios para la industria del deporte, '2Playbook', que ha tenido acceso a las cuentas del Mirandés relativas al primer semestre de la actual temporada.

Cabe recordar que la entidad ha realizado ya las obras exigidas en el reglamento de la competición: nueva iluminación, césped, servicios externos y reformas en la zona de vestuarios. Todas, por imperativo de LaLiga.

Además, asume en las cuentas semestrales algo más de 246.000 euros en inversiones que se realizan en la temporada actual, sin especificar qué tipo de trabajos se acometen. A todo ello, se suma una tercera disposición, cuyo concepto y destino es la cancelación de 434.978 euros de deuda (a corto plazo, porque a largo no tiene).

CVC y LaLiga, en este sentido, limitan al 15% del préstamo participativo el tope para refinanciar o cancelar deuda, por lo que el Mirandés ya ha hecho uso del 39% de los 1,1 millones de euros que podrá usar para este punto, según se apunta en el informe de '2Playbook'.

En infraestructuras y nuevos negocios debe ir la mayor parte del dinero, hasta un 70%, por lo que el margen de maniobra ahí todavía es algo mayor para el club rojillo. En concreto, ha hecho uso del 35% de los 5,2 millones que podrá utilizar en ello. El 15% restante tendría como destino incrementar el límite salarial.

Es de dominio público que uno de los objetivos principales, al margen del puramente deportivo, que tiene el dirigente de la entidad, Alfredo de Miguel, es levantar una nueva Tribuna Principal, una actuación que ya avanzó en la última junta de accionistas que se celebró el pasado mes de diciembre que no se acometerá hasta el verano del próximo año. Será, en este caso, cuando haya recibido el 75% del fondo.

357.500 euros por abonados

Las cifras del primer semestre reflejan, asimismo, la vuelta del público a Anduva. Los ingresos por abonados y socios aportaron 357.515 euros, frente a la primera mitad de 2020-2021, cuando no se recaudó dinero alguno por este concepto.

Lo ahora ingresado impulsó la cifra de negocio hasta 3,98 millones de euros, un 19% más entre julio y diciembre. Sumados otros ingresos, la facturación total alcanzó 4,27 millones de euros, un 21% más interanual. Con ello, logró equilibrar las cuentas para mantenerse en beneficios: 338.533 euros, un ajuste del 40% interanual provocado por el incremento del gasto.

El Mirandés invirtió más que en la temporada anterior en plantilla deportiva. Con el fin de mantener un equipo competitivo para obtener la permanencia, el club destinó 1,6 millones en el primer semestre, un 23% más. En salarios, casi 1,4 millones de euros en estos primeros seis meses.