Un total de 49 asistentes se dieron cita en la junta general de la entidad mirandesista. / Avelino Gómez

De Miguel deja en el aire la construcción de la grada y habrá entre 5 y 6 incorporaciones

«La nueva tribuna en 2023 dependerá de cosas que no puedo contar aquí» y abandonarán el club entre 4 y 5 jugadores

ÁNGEL GARRAZA

La construcción de la nueva tribuna principal de Anduva, que se unirá con el fondo norte y albergará servicios tales como vestuarios, sala de prensa, etcétera, fue la primera pregunta que realizó un accionista y la que llevó más tiempo de exposición durante la hora exacta que se prolongó la junta anual del Mirandés. De Miguel, el presidente, dejó en el aire su construcción este verano. De hecho, a día de hoy, todo apunta a que no se construirá en 2023, como así se señaló en la cita que se celebró hace un año.

«No puedo garantizar ahora la obra», insistió el máximo responsable de la entidad, quien explicó a continuación el motivo. Si se hace en verano de este próximo año, aseguró que el club solo dispondría de 2,7 millones (en números redondos) para ejecutarla –sin recurrir a la tesorería propia– sobre un coste que se cuantifica en 5,2 millones al albergar más infraestructuras que la grada de General y, además, haber subido los costes de material.

Subrayó que «no es viable hacerla ahora porque no queremos ir a nuestra tesorería, coger dinero que sí tenemos. Creo que sería una irresponsabilidad por nuestra parte. Somos candidatos a bajar y si descendemos de categoría, nos encontraríamos en una situación muy preocupante porque no tendríamos capacidad de reacción, ni tendríamos ayuda de nadie».

Si el año que viene, en 2024, el club sigue en Segunda, el agujero que habría si se construye la grada sería de 'solo' 300.000 euros. En ese caso, sí sería asumible y se ejecutaría, aseveró. ¿No se hará entones seguro este verano? «Dependerá de cosas que no puedo contar aquí», respondió De Miguel.

El caso es que el fondo CVC aporta 7,5 millones de euros al club. Hasta el momento se ha cobrado un 34% de la cuantía total (2,2 millones) que ha ido destinado en gran parte al cambio de césped y a la nueva iluminación del estadio. Además, se ha devengado 1.110.000 euros. Se cobrarían otros 3.750.000 (del total de 7,5 millones) si el Mirandés mantiene la categoría durante los dos próximos años: 1.860.000 por cada temporada, lo que unido al 1.110.000 ya reservado darían en 2024 cerca de los 5 millones necesarios para hacer la obra.

En el ámbito deportivo y sin dar más detalles, «puedo decir que habrá entre 4 y 5 jugadores que saldrán del club ahora y se prevén entre cinco y seis incorporaciones en el mercado de invierno». No facilitó nombre alguno en un sentido ni en otro.