Míchel Sánchez pide a sus futbolistas «alma, pasión y orgullo en cada jugada»

ÁNGEL GARRAZA

Son las palabras que más repitió el entrenador del Girona, Míchel Sánchez, en la rueda de prensa previa al encuentro de esta noche ante el Mirandés. Solicitó a sus jugadores, a los que con anterioridad ya les ha inculcado este mensaje, «alma, pasión y orgullo en cada jugada» del partido de este sábado. Sabedor de lo que se juegan hoy, es en lo que más ha insistido al margen de consideraciones puramente de índole táctico. «Para enganchar así a la afición».

Tras señalar que el Mirandés está «muy bien trabajado por Joseba, que va muy bien a la profundidad y que es muy vertical, con el mejor asistente de la categoría, que es Riquelme», realizó una encendida defensa del exmirandesista Iván Martín.

«No tengo ninguna duda sobre él. Lo que sí le pedimos es que dé un paso hacia delante en cuanto a verticalidad, pero es que es un jugador que tiene ida y vuelta, un recorrido brutal. Con balón, tiene una posesión espectacular, es capaz de saltar líneas en conducción y en regate, tiene línea de pase...».