Meseguer se recupera al margen en la vuelta al trabajo

A. G.

La primera plantilla regresó al trabajo en los anexos con las ausencias, al igual que la semana pasada, de los lesionados Oriol Rey y Martín Calderón, bajas a las que en el entrenamiento de ayer se sumó la de Víctor Meseguer.

El centrocampista acabó renqueante el último partido. En la segunda parte lució un apósito sobre el muslo de la pierna derecha, si bien concluyó el encuentro para protagonizar otra destacada actuación, en la línea de las que ha firmado en los últimos meses. No obstante, este martes se recuperó al margen del colectivo debido a unas molestias musculares que, en principio, no revisten gravedad.

Volvió al tajo con ejercicios de gimnasio con la finalidad de estar listo este viernes ante el Amorebieta. En principio, se le espera para medirse al cuadro vizcaíno dentro de dos días. No estuvo presente en la dinámica de grupo por precaución.

Se trataba de una sesión liviana para los futbolistas que más minutos jugaron ante el Burgos. Al ser el lunes esta vez el día de descanso, realizaron la primera parte del ensayo junto a los que no participaron o menos minutos disputaron y, acto seguido, los titulares el pasado fin de semana siguieron aparte una sesión de estiramientos y recuperación.

A falta de solo dos prácticas, la de esta mañana y la que tendrá lugar a puerta cerrada el jueves por la tarde en Anduva, antes de afrontar el partido del viernes por la noche frente a un rival que se juega sus últimas bazas de aspirar a la permanencia, todo apunta a que los jugadores que se perdieron las últimas citas, Calderón y Rey, son los que no estarán aptos para viajar a Lezama.

Mientras, el resto de la plantilla continuó el entrenamiento al otro lado del terreno de juego. Etxeberria ordenó partidillos en espacios muy reducidos, al igual que lo era el número de componentes por equipo: solo tres. Todo ello para prepararse de la mejor manera para afrontar un choque ante un adversario como el Amorebieta, que recibirá al Mirandés en Lezama. Por cierto, un extra motivado Íñigo Vicente marcó gol en cada balón que tocó.