Lizoain llegó a Miranda en el mercado invernal de 2020 y ya se ha convertido en referente y capitán del vestuario rojillo. / Avelino Gómez

Un mercado que suele ser propicio

La dirección deportiva rojilla saldrá a buscar refuerzos en la ventana invernal de fichajes, una oportunidad que suele serle beneficiosa

TONI CABALLERO

A nadie se le escapa que la dirección deportiva del Club Deportivo Mirandés, encabezada por Chema Aragón, trabaja ya en la incorporación de al menos 2 piezas más para la plantilla en el mercado invernal de fichajes. La ventana de traspasos se abrirá el lunes, 3 de enero, ya que el primer día de 2022 cae en sábado y es festivo; y se prolongará durante los 29 días que tendrán los equipos profesionales españoles para realizar fichajes.

El club de Anduva cuenta con 21 jugadores en la plantilla actual, una nómina que se quedó corta ya que no pudo cerrar algunas operaciones en las últimas horas del pasado mercado veraniego. Por ello, buscará reforzar tanto su zaga central como la medular, con un mediocentro más posicional y de corte; así como la delantera del equipo, que ha sufrido la baja de Simón Moreno.

Echando la vista atrás, lo que para el grueso de equipos del fútbol nacional es un mercado con pocas oportunidades, en el caso del Mirandés, el mercado de invierno sí suele aportar resultados positivos. Sin ir más lejos, en la ventana invernal de la pasada campaña, llegaron a Miranda Cristo González, Alex López y Simón Moreno.

El delantero canario se hizo con la titularidad nada más bajarse del avión, anotó 4 goles y repartió 2 asistencias en los 20 encuentros que disputó. López, procedente del Espanyol, no contó con demasiadas oportunidades con José Alberto, pero este año es un fijo para Lolo Escobar y ha vestido la elástica rojilla en 30 choques desde su llegada. Moreno, que arribó a la ciudad en calidad de cedido, ya es propiedad del club, que lo ha renovado hasta 2023, después de su grave lesión de rodilla, ya que ha sido uno de los jugadores más destacados del equipo en el primer tramo de curso.

En esta línea, en el mercado de enero de 2020, el cuadro dirigido por Andoni Iraola se reforzó con Sagnan, Joaquín, Crisetig y Lizoain, los dos últimos estaban sin equipo; y causaron baja Gbegnon, Jon Irazabal, Galder Cerrajería y Andrés Mohedano, que salió cedido. Sin entrar en comparaciones, el central francés propiedad de la Real Sociedad, Modibo Sagnan, que se encuentra a préstamo en el Tondela portugués, volvió a interesar al Mirandés el pasado verano, y es que en nuestra ciudad aportó un notable rendimiento en el último tramo de la histórica temporada 2019-2020 (disputó 13 encuentros).

Asimismo, Joaquín Muñoz llegó procedente del Huesca y, pese a que no encontró una gran regularidad en Miranda, ayudó al equipo con 2 goles y 1 asistencia en los 15 choques que jugó. Los mismo ocurrió con el italiano Lorenzo Crisetig, un auténtico desconocido para la parroquia rojilla, que vistió la zamarra mirandesista en 9 ocasiones (393 minutos), ayudando al equipo en varias demarcaciones y, tras la permanencia en Segunda, el club ejecutó la cláusula automática de renovación.

Fue entonces cuando la Reggina vino a por el jugador y el Mirandés pudo obtener una compensación económica por dejarlo salir, una operación redonda. Tanto o más beneficiosa fue la contratación de Raul Lizoain, que también recaló en Anduva gratis y, desde entonces, se ha convertido en el capitán y referente del vestuario rojillo. El meta canario acumula 62 participaciones con el Mirandés, ha encajado un total de 73 goles, y se encuentra a 14 partidos como rojillo para que se convierta en su club con más partidos disputados por delante de Las Palmas, su club de origen. Otro negocio sobresaliente del cuadro de Anduva.

En último lugar, en la temporada 2018-2019, la primera de Chema al frente de la dirección deportiva y aún en Segunda B, el mercado invernal trajo la llegada de Jon Guridi, pieza clave para el posterior ascenso. Otros jugadores que llegaron en el mes de enero a lo largo de la historia mirandesista fueron Urko Vera (segunda etapa), Quintanilla o Alain Oyarzun (segunda etapa).