Con la mente solo en el 'play off'

A partir de hoy, todas las indicaciones en los entrenamientos tendrán como finalidad preparar lo mejor posible la presencia del Mirandés en la fase de ascenso/A. G.
A partir de hoy, todas las indicaciones en los entrenamientos tendrán como finalidad preparar lo mejor posible la presencia del Mirandés en la fase de ascenso / A. G.

«Ni la afición ni la directiva nos van a valorar por ganar al Vitoria o al Arenas sino por ascender o no», afirman en el cuerpo técnico rojillo ante el regreso hoy al trabajo

ÁNGEL GARRAZA

Solo existe 'play off' para el Mirandés. Por delante quedan dos jornadas del campeonato de la regularidad ante el Vitoria en Anduva el próximo domingo y frente al Arenas en Gobela siete días después, pero toda la preparación a partir de hoy estará encaminada a afrontar de la mejor forma posible el 'play off' que se pondrá en marcha dentro de 18 días.

Ya no hay liga que valga, aunque la intención del cuerpo técnico y de la plantilla mirandesista es clasificarse en el segundo lugar de la tabla mejor que en el tercero, las sesiones de estas dos semanas, así como los dos encuentros que faltan hasta entonces se tomarán única y exclusivamente como ensayos para la fase de ascenso, que es lo único que realmente importa ahora.

Y es que todos son plenamente conscientes de que la evaluación final de la temporada se realizará en función de si se asciende o no dentro de mes y medio. Hace ya unas semanas que el equipo no tiene la posibilidad de acabar como campeón de grupo y, asimismo, que sacó el billete para continuar la campaña tras las 38 jornadas de la competición doméstica. Al margen del puesto final que ocupe en el Grupo II lo trascendente arrancará el fin de semana del 25/26 de mayo.

Hoy, a las 11 de la mañana en el campo 2 de los anexos, comienzan, por lo tanto, los preparativos para el 'play off'. «En vez de empezarlos la semana del 19/20 de mayo los vamos a iniciar este miércoles. Con la mente puesta solo en la fase de ascenso, todas las cargas de trabajo irán enfocadas a entrar bien en las eliminatorias. Todo, a partir de ahora, va a ser play off'. No va a haber Vitoria, no va a haber Arenas, solo 'play off'», asegura Borja Jiménez, técnico del Mirandés al hacer referencia a las dos palabras que más ha repetido desde que se dio carpetazo al duelo ante el Sanse el anterior fin de semana.

Eso no quiere decir que no se vaya a intentar solventar con los tres puntos a favor los dos compromisos que faltan porque «esa es la mejor manera posible de preparar la fase decisiva de la temporada. Pero sabiendo que lo importante va a venir dentro de quince días», argumenta el inquilino del banquillo mirandesista.

Los duelos ante el ya descendido Vitoria y en Getxo contra un adversario que se puede estar jugando la vida en un escenario tan peculiar como la 'jaula', mantienen el interés de los protagonistas porque «somos el Mirandés y la exigencia de este club te lleva a intentar ganar todo lo que juegas»; si bien, acto seguido, se puntualiza que «ni la afición ni la junta directiva ni nadie nos va a valorar por si ganamos al Vitoria o al Arenas de Getxo sino por si pasamos una eliminatoria, dos o ascendemos tras la tercera».

De ahí que también se reconozca que en algún partido previo al primero de la ronda inicial por el ascenso «puede que estemos un poco más pesados de piernas, pero estamos muy tranquilos en este sentido porque queremos ser segundos, si es posible, pero lo que queremos de verdad es ascender y para conseguirlo hay que llegar bien al 'play off'».

De tal manera que la plantilla lo va a enfocar de este modo. A partir de hoy, «no quiero hablar de otra cosa que no sea 'play off'. Y ya se lo he dicho a los jugadores», admite Jiménez con motivo de la vuelta al trabajo que el plantel –todos los disponibles– protagonizará esta mañana.

Ese es el motivo por el cual el míster rojillo optó por dar tres días de descanso después de la victoria conseguida ante la Real Sociedad B el pasado sábado. «Por eso se les mandó a casa a que limpiasen la mente, que estuviesen con sus familias porque no nos apetecía vernos en estos tres días y sí desconectar».

Desde el cuerpo técnico se estima que han hecho «36 jornadas muy buenas, quitando un traspié (en Logroño) y creo que s merecen este descanso, se lo han ganado y a partir de ahí empezar a pensar solo en los cruces que tenemos por delante dentro de dos semanas».

Así lo harán los futbolistas y los técnicos encargados de que sobre el césped todo transcurra en los entrenamientos como desean. «También se aprovechará para ver y pensar en posibles rivales, competir en los próximos partidos con el objetivo de ver posibles sistemas. Y, en definitiva, ampliar los registros que tenemos tanto a nivel defensivo como ofensivo y para eso, necesitamos entrenamientos y tenemos dos partidos por delante, uno en casa y otro que va a quedar desvirtuado por la superficie del terreno de juego (hierba artificial) en la que jugaremos contra el Arenas».

Eso será dentro de once días. Antes, esta mañana, a las 11, se reanudarán unas prácticas que se prolongarán en el mismo escenario, el campo grande de los anexos, el jueves y el viernes. La idea, en principio, es ensayar a puerta cerrada el sábado, en el mismo terreno de juego que acogerá el envite contra el ya Tercera Vitoria, un choque ante el filial del Eibar fijado para la seis de la tarde del domingo al tratarse de horario unificado en la penúltima jornada.