Camello está en la agenda de varios Primera si no sigue en el Atlético de Madrid. / Avelino Gómez

El mejor trampolín para el talento

Trece futbolistas de las últimas campañas han llegado a Primera y otros cinco pueden hacerlo este año

RAÚL CANALES

Anduva se ha convertido en las últimas temporadas en un escaparate para aspirantes a estrellas. El Mirandés es un especialista en descubrir jóvenes talentos, que tras su paso por la entidad rojilla, dan el salto de categoría. De las plantillas de las tres últimas temporadas, trece futbolistas han llegado a Primera y otros cinco tienen posibilidad de hacerlo esta campaña: Camello, Riquelme, Arroyo, Hassan y Carreira.

Los dos primeros fichajes veraniegos evidencian que el club mantendrá su apuesta por futbolistas con hambre y ganas de explotar que llegan de las canteras de los grandes del fútbol nacional. Caras nuevas, pero el mismo modelo.

Roberto López y Raúl García de Haro ya saben lo que es debutar en la elite con Real Sociedad y Betis, pero la competencia en esos equipos les obliga a hacer las maletas en busca de minutos. El Mirandés debe ser el trampolín que lance su carrera, como ha hecho con las de Camello o Riquelme, jugadores que harán la pretemporada a las ordenes del Cholo Simeone pero a los que no les faltan novias en Primera si finalmente no se quedan en el Atlético.

Más allá de los resultados deportivos, Chema Aragón ha conseguido que el Mirandés sea un destino atractivo. Si hace unos años al club rojillo le costaba cerrar cesiones y se nutría principalmente de los conjuntos vascos, ahora Anduva es una de las prioridades para quienes buscan explotar como futbolistas. Es un club familiar, en una ciudad sin mucha presión exterior y con un estilo de juego que potencia el talento individual, ingredientes que valoran positivamente los grandes equipos a la hora de ceder a sus promesas.

El conjunto más beneficiado de los préstamos al Mirandés ha sido la Real Sociedad. El paso por Anduva revalorizó a Merquelanz, Sagnan y Guridi, que regresaron a San Sebastián para engrosar las filas del primer equipo, aunque los dos primeros han tenido que salir nuevamente ante la falta de oportunidades. Merquelanz recaló en el Rayo Vallecano, donde estaba siendo titular hasta que sufrió una grave lesión que ya le ha obligado a pasar dos veces por el quirófano y le mantendrá varios meses más en el dique seco, mientras que Sagnan ha probado suerte en la liga portuguesa y ahora busca nuevo destino. También Djouahra ha llegado a debutar en Primera, aunque de forma testimonial ya que su sitio ha estado en el filial donostiarra.

Del Villarreal llegaron a préstamo Franquesa, Iván Martín, Jackson y Hassan. El lateral ha vestido los colores del Levante la pasada temporada y el centrocampista, tras no tener continuidad en el Alavés, ha logrado el ascenso con el Girona. Jackson ha disputado nueve encuentros con el primer equipo y ha sido el héroe del play off en el filial, equipo con el que jugará esta temporada en la división de plata y al que posiblemente regresará Hassan tras una etapa en el Mirandés en la que ha dejado sombras y luces, porque al extremo francés le sobra calidad pero le falta regularidad.

Antonio Sánchez (Mallorca), Malsa (Levante), Vicente (Athletic), Marcos André (Valencia), Vivian (Athletic) y Pablo Martínez (Levante) son otros jugadores que aprovecharon su estancia en Miranda para revalorizarse y que, con distinta suerte, han llegado a la máxima categoría del fútbol nacional.

Es la senda que tratarán de seguir Roberto López y Raúl García de Haro, los dos primeros fichajes de la era Etxeberria y que llegan precedidos de inmejorables referencias. El centrocampista cedido por la Real Sociedad es una de las joyas de la cantera txuri urdin por su visión de juego, aunque necesita dar un paso adelante ya que su pasada temporada en el filial no fue demasiado fructífera. De hecho, ni siquiera llegó a ser indiscutible para Xabi Alonso, por lo que ha optado por buscar nuevo destino lejos de casa para sacar a relucir todas sus cualidades y poder regresar en un año a San Sebastián con posibilidades de ser tenido en cuenta para el primer equipo.

Raúl García de Haro está en plena progresión y Anduva debe suponer un peldaño más en su crecimiento, tras destacar en las categorías inferiores del Real Betis, donde se ha destapado como un delantero de gran envergadura, bueno en el juego aéreo y que sabe jugar al espacio. De ambos se espera que sean los nuevos Riquelme y Camello, sociedad a la que su etapa en Anduva les ha abierto las puertas de Primera.

Las dos perlas atléticas harán la pretemporada con Simeone, ya que el técnico quiere verles en acción, pero lo más probable es que vuelvan a salir cedidos. Ofertas no les faltan ya que son varios los clubes que han llamado a las oficinas colchoneras preguntando por su situación.

Más complicado para quedarse en la máxima categoría lo tendrá Carreira, ya que la competencia en el lateral derecho del Celta le cierra las puertas y según diferentes medios gallegos, las propuestas que ha recibido para salir a préstamos de Segunda.

Por último, Anderson Arroyo está en la agenda del Elche. El defensa es propiedad del Liverpool pero ve con buenos ojos la posibilidad de continuar su carrera en la entidad franjiverde.