El centrocampista pamplonés llega al equipo de Anduva tras despuntar en el Bilbao Athletic. / athletic club

El mediocentro Beñat Prados ya es rojillo

El talentoso jugador navarro, de 21 años, recala una temporada en el Mirandés cedido por el Athletic

ÁNGEL GARRAZA

Los clubes rojillo y rojiblanco lo han hecho ya oficial. El talentoso mediocentro de Pamplona, Beñat Prados, de 21 años, jugará en el equipo de Anduva la próxima temporada después del acuerdo de cesión cerrado con el Athletic, donde tiene contrato hasta 2025.

Como ya recogió esta edición de EL CORREO semanas atrás, era uno de los futbolistas que quería el Mirandés, la dirección deportiva y el entrenador, Joseba Etxeberria, quien conoce a la perfección al centrocampista. No en vano, ambos coincidieron dos temporadas, entre 2019 y 2021, en las filas del Bilbao Athletic. Ahí pudo comprobar el técnico la progresión del futbolista.

Es un '6' de calidad, señalan en el entorno del club rojiblanco. Se trata de un futbolista «con el criterio como ancla, con despliegue en ataque por el pasillo central, con visión trazando pases y agresivo en las disputas. Maneja a la perfección los tiempos de partido y tiene buen golpeo a balón parado», aseguran quienes más han seguido sus evoluciones. Un jugador joven (de la Chantrea), con proyección y de calidad. De 'perfil Mirandés', por lo tanto.

Se sumó al segundo equipo del Athletic a finales de 2019, con 18 años. En la evolución que se sigue en los clubes con este tipo de efectivos, participó en 13 partidos, cuatro de ellos como titular. En su estreno en Segunda B.

Ha ido de menos a más. En el segundo curso en la categoría de bronce, también con 'Etxebe' como entrenador, aumentó, a sus 19 años, su presencia hasta los 25 encuentros disputados, todos ellos como miembro del once inicial del equipo. Era ya uno de los fijos salvo cuando las lesiones o las sanciones se lo impedían.

Su trayectoria ha ido, claramente, en ascenso, ya que en el último curso su presencia se elevó hasta los 33 duelos; 32 jugando desde el pitido inicial. Lo ha disputado casi todo, siendo uno de los hombres más regulares de este filial en Primera RFEF. Marcó tres goles y superó los 2.700 minutos.

Hasta el punto de que el preparador mirandesista, consciente de la filosofía y la política en materia de incorporaciones que sigue el club de Miranda, dio su nombre como una de las piezas para reforzar la medular.

La cuestión es que tras dos temporadas y media en las filas del Bilbao Athletic se considera que su etapa en Lezama ha llegado a su fin. Su inclusión en la primera plantilla de los de San Mamés, sin embargo, se antoja un tanto prematura, así que el Mirandés se presentaba como el destino ideal. Para acumular minutos, que los va a tener, en el fútbol profesional. Experiencia.

El acuerdo estaba prácticamente cerrado y solo faltaba que el Athletic diese salida a un jugador que ha realizado los primeros entrenamientos con el equipo de Primera División a las órdenes de Ernesto Valverde. La lectura positiva, como manifestaba el director deportivo rojillo, Chema Aragón, el día anterior es que estos efectivos están entrenando y, al menos, llegan en forma, aunque en Anduva, como es lógico, desean que los refuerzos recalen con una mayor prontitud para poder avanzar así en la preparación y conjuntar el bloque.

No obstante, en el capítulo de cesiones las decisiones se adoptan a tres bandas de tal manera que, en muchos casos, se hace necesario esperar a pesar de contar con el beneplácito de todas las partes implicadas.