Martín Merquelanz, «un refuerzo de lujo» para el ataque del nuevo proyecto mirandesista

El habilidoso jugador sale de una lesión grave y tratará de repetir el itinerario marcado por su compañero Guridi. /A. G.
El habilidoso jugador sale de una lesión grave y tratará de repetir el itinerario marcado por su compañero Guridi. / A. G.

El prometedor extremo llega en calidad de cedido por una temporada de la Real Sociedad

TONI CABALLERO

Martín Merquelanz es el primer nombre que se suma al nuevo e ilusionante proyecto del Mirandés en Segunda División. Un plan que ya contaba con once piezas, tras la nueva cesión de Guridi, conocidas de la temporada pasada por parte de la afición mirandesista y que ahora incorpora a un jugador con un gran potencial ofensivo. Merquelanz aterriza en Anduva cedido por la Real Sociedad, al igual que Guridi, por una temporada.

Extremo zurdo por naturaleza, se trata de «un jugador polivalente, muy potente y con buena conducción, que puede actuar en banda pero también por detrás del delantero e incluso como referencia para complicar a los centrales si hay espacios», indicó el director deportivo rojillo, Chema Aragón, en la presentación del nuevo jugador rojinegro, que tuvo lugar durante la tarde de ayer en Anduva.

Un jugador, Merquelanz, que ascendió al primer equipo de la Real el pasado verano y parecía que iba a ir ganando protagonismo con el paso de los encuentros, pero en el primero, el de su debut, hace casi un año, sufrió una rotura del ligamento cruzado que frenó su progresión. Se recuperó cumpliendo los tiempos, pero el entrenador errealista, Imanol Alguacil, no quiso forzar y prefirió esperar a que pasase el verano para contar de nuevo con él. Hace una semana, el sábado pasado, contra el Lagun Onak en Azpeitia, el atacante canterano de zubieta reapareció y lo hizo de menos a más, protagonizando varias acciones reseñables, como la que fue objeto de un penalti que marcó Willian José.

«Es un jugador que ha tenido mala fortuna con las lesiones, sino no estaría aquí. Tanto él como Guridi son dos jugadores de categoría superior incluso a Segunda, que es la nuestra. En cuanto la Real Sociedad nos dio la opción de poder incorporarlo, accedimos, a Andoni Iraola y a mí nos pareció un refuerzo de lujo», aseveró el responsable de la dirección deportiva.

En este sentido, La Real Sociedad confía en que el joven jugador de 24 años pueda seguir los pasos de Jon Guridi, encontrando minutos de juego en la entidad de Anduva para desarrollar todo su potencial futbolístico y poder dejar atrás las graves lesiones que lo han tenido apartado del césped casi la totalidad de las últimas dos campañas. «Le vamos a cuidar muy bien y esperamos que cuando se lo devolvamos a la Real, le haya ido bien a todas las partes, será buena noticia», concluyó Aragón.

Por su parte, la joven perla de Zubieta manifestó que le atrajo la opción del Mirandés desde el momento que supo que no podía continuar en el equipo de Anoeta. «En cuanto surgió la opción me puse en contacto con Guridi y otros compañeros que han estado en Miranda, y todos me hablaron de un grupo muy cercano; de que se suele hacer muchísima piña y eso es muy importante porque te facilitar entrar a un vestuario», resaltó.

Merquelanz coincidirá en el Mirandés con Jon Guridi, que ya conoce el hábitat rojillo porque estuvo cedido la segunda vuelta de la pasada campaña y fue uno de los jugadores importantes en el ascenso a Segunda. Ambos se pondrán próximamente a las órdenes del recientemente nombrado nuevo técnico, el también guipuzcoano Andoni Iraola.

El extremo «habilidoso, rápido y con buen uno contra uno», tal y cómo se definió ayer, buscará dejar atrás las importantes lesiones que han castigado su rodilla en los últimos dos años. Hay que remontarse al 10 de diciembre de 2017 para encontrar el momento en el que la diosa fortuna decidió dar la espalda a Merquelanz. Corría el minuto 23 del encuentro que medía a la Real B con el Racing de Santander en El Sardinero cuando el txuri urdin se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, una lesión que ponía punto y final a una temporada sobresaliente para el irundarra. Desde entonces, apenas ha disputado dos minutos en partido oficial, aquel fatídico 31 de agosto en Ipurua en el que, nada más saltar al campo, sufrió la misma lesión pero en su otra rodilla, la derecha.

«La palabra es ganas, tengo muchas ganas porque salgo de dos lesiones consecutivas y quiero volver a sentirme futbolista; de demostrar y de disfrutar sobre el terreno de juego», avanzó el extremo con notable ilusión. Como nota curiosa, el atacante ya sabe lo que es jugar, y también marcar un gol, en Anduva. El irundarra anotó uno de los dos goles del filial donostiarra en la victoria por 0 a 2 en Anduva el 27 de noviembre de 2017.

Con la llegada de Merquelanz y Guridi, el Mirandés suma dos jugadores zurdos con hambre y ganas de dar un salto competitivo. En el caso concreto de Merquelanz, se convierte en el primer nombre diferentes que llega a Anduva, el primero de una seguidilla que todo apunta comenzará la próxima semana y no cesará hasta el cierre del mercado estival.