Marcos Paulo aguarda en Brasil su confirmación por el Sao Paulo

A. G.

Hoy se espera que los trámites estén en regla una vez que ya es de dominio público que Marcos Paulo no seguirá en el Mirandés, equipo en el que ha jugado desde que se inició la temporada en calidad de cedido por el Atlético de Madrid.

La transferencia internacional y la documentación es lo que faltaba ayer de completar para que las partes implicadas den carácter oficial a su incorporación al Sao Paulo tras llegar las entidades colchonera y rojilla a un acuerdo para romper la vinculación que unía al extremo con el conjunto de Anduva.

Tal y como ha mostrado el propio futbolista a través de las redes sociales, se encuentra desde hace días en Brasil a la espera de incorporarse a su nuevo equipo después de no fructificar las cesiones en Europa, ni en Portugal (Famalicao) ni en el Mirandés.

El brasileño de 21 años firmará por su nuevo club hasta diciembre de 2023. Se contempla, además, una opción de compra determinada en el contrato de cesión si su nuevo equipo apuesta por su continuidad en años venideros. De momento, Sao Paulo se encargará de abonar su salario el tiempo que esté a préstamo una vez que su entrenador solicitó sus servicios para sumarse a la plantilla.

El protagonista no quería continuar en Miranda a la vista de no contar con minutos y en el Mirandés se tiene en cuenta que no ha respondido a las expectativas pese a llegar con la vitola de jugador importante, desequilibrante, en el frente de ataque.

A falta de confirmación oficial, lo que parece claro es que el atacante no se incorporará hoy junto a los que han sido sus compañeros en los últimos meses en el conjunto jabato habida cuenta de su inminente paso al equipo brasileño y de que ya está allí desde hace unos días.

Marcos Paulo y Raúl Parra, quien ayer se sumó a los entrenamientos del Cádiz, son los futbolistas que no volverán a trabajar con el Mirandés a la espera de que otros miembros de la plantilla hasta este mes de diciembre también se desvinculen.