El exjugador del filial debutó con el primer conjunto rojillo en Segunda División ante el Huesca. / A. Gómez

Marcos Olguín ficha por la UDLogroñés Promesas tras debutar con el Mirandés

El pivote y central de 21 años no sigue en el club mirandesista al que llegó en enero de 2021 para reforzar a su segundo equipo

ÁNGEL GARRAZA

Quedarse en Tercera RFEF tras frustarse el ascenso de categoría del Mirandés B ha sido uno de los motivos principales que ha propiciado que uno de los futbolistas más destacados del filial rojillo, habitual en entrenamientos y en convocatorias del primer equipo y debutante en Segunda División con la camiseta rojilla, haya optado por cambiar de aires y enrolarse en la UDLogroñés Promesas, conjunto de Segunda RFEF.

El madrileño, de 21 años, jugará en un escalafón superior después de que recalara en el mes de enero de 2021 en la entidad de Miranda para reforzar a su segundo bloque, con el fin de ayudar a que enderezara el rumbo, lo que hizo, hasta el punto de clasificarse para disputar la fase de ascenso a la que, hace un año, era la nueva Segunda RFEF.

Renovó el pasado verano con el club, realizó parte de la pretemporada con la primera plantilla, con la que llegó a debutar en Segunda División en la Liga. En concreto, en el choque ante el Huesca en Anduva. Disputó sus seis primeros minutos en el fútbol profesional.

Posteriormente, fue titular en la primera eliminatoria de la Copa ante el San Roque de Lepe, al que marcó un gol. Casi completó todo el duelo ante el Lugo en la misma competición al participar durante 86 minutos y jugó todo el partido ante el Rayo Vallecano en el último cruce copero del Mirandés en la edición pasada. Además, intervino en los instantes finales en el campeonato de la regularidad contra el Zaragoza. Cinco partidos en total, además de ser una de las piezas importantes del filial.

No continúa en el 'B' a pesar de que tiene aún 21 años. Se va a la vecina Logroño a formar parte de otro filial, de la UDLogroñés. «No puedo irme sin antes despedirme de un club y una afición que me han dado tanto», expresó en su despedida.

«Solo tengo palabras de agradecimiento hacia el Mirandés por darme la oportunidad de cumplir varios sueños, es algo que siempre quedará en mí. Y a todos los trabajadores del club por el buen trato que han tenido conmigo desde el primer día».

El de Madrid, que se formó en la cantera del Villarreal y con anterioridad jugó en el Burgos Promesas, también tuvo palabras hacia la afición. «He intentado dejarme la piel en cada partido para que no se me pudiera reprochar nada en cuanto a actitud y compromiso por el equipo. Con total sinceridad, os tengo que decir que me habéis hecho sentir muy querido el tiempo que he estado en Miranda ayudándome en las buenas y en las malas. Se despide un jabato más».