Manu García, jugador rojillo. / A. Gómez

Manu: «Querría jugar más, pero la dinámica del equipo es buena»

A. GARRAZA

Manu García, al igual que en la primera vuelta ante el Alavés, vivirá el domingo un partido «especial para mí y para Miranda». Todo apunta a que no será titular frente al conjunto del que fue capitán y que ayudará al Mirandés en el tramo final Es consciente del papel que le toca desempeñar.

«Estoy adaptándome a un rol que no me llena a nivel personal. Me gustaría jugar más, pero entiendo que el equipo está en buena dinámica. Mi forma de afrontarlo es hacerlo lo mejor posible en el tiempo que me da el míster. Ayudar a los compañeros y apoyarles, porque cuando me toque jugar es lo que voy a necesitar de ellos». En cualquier caso, asegura sentirse «valorado por el cuerpo técnico y en el vestuario».

Considera que «son momentos complicados. Es difícil lucir y más cómo soy yo, que necesito jugar para tener ritmo. Sé que en ese sentido estoy limitado e intento durante la semana apretar para estar preparado».

El centrocampista apuntó, ante el hecho de que se midan dos equipos de ciudades separadas por poco más de treinta kilómetros, que «vendrá gente de Vitoria y habrá buen ambiente. Es uno de los mejores rivales de la categoría y será bonito para el futbolista a nivel de motivación».

Tiene claro que el Alavés, «a partir de la Copa ha recobrado la confianza y han estado muy fuertes como locales. Con peores resultados fuera, vendrán con la intención de sumar para conseguir su objetivo: ascender».

Se medirán dos conjuntos con metas opuestas. Mientras los locales buscan la permanencia, los visitantes quieren regresar a la máxima categoría. La intención por parte del bando jabato es «continuar en la dinámica positiva» que sigue a excepción del encuentro ante Las Palmas. ¿Qué es lo importante para afrontar estos duelos? Jugar siempre igual con independencia del contrario. «Han venido equipos de nivel del Alavés y se les ha intentado jugar de la misma manera. Afrontaremos el partido como todos, intentando minimizar los puntos fuertes del Alavés».