El Alavés visitará el domingo Anduva a las dos de la tarde. / Rafa Gutiérrez

Se mantienen las distancias con la zona de descenso

Baja el Mirandés cuatro puestos en la tabla clasificatoria pero pese a la derrota sigue en la zona templada

M. A. C.

El Mirandés abrió la vigesimocuarta jornada y por lo tanto todos los rivales, y sobre todo los perseguidores más inmediatos, habían echado cuentas para ver qué es lo que tenían que hacer para ascender posiciones e intentar poner en aprietos a los rojillos. A buen seguro que lo han intentado, pero a falta de que mañana quienes se vean las caras sean el Andorra y el Albacete –el resultado no tendrá influencia alguna en la clasificación del Mirandés–, los marcadores que se han producido en el resto de campos han significado que aunque los de Anduva han caído cuatro puestos en la tabla; arrancaron siendo los decimoprimeros y ocupan ahora la plaza número catorce, mantengan las distancias con sus rivales.

Con los treinta puntos que atesoran los jugadores de Etxeberria siguen teniendo las plazas de descenso, la decimonovena posición que es la que ahora ocupa la Ponferradina, a cinco puntos. Los bercianos tenían ante sí un complicado reto pues recibían en El Toralín al Eibar, y acabaron imponiéndose los armeros. Ganaron por la mínima (1-0), pero fue ese gol suficiente para mantener a los guipuzcoanos como líderes en solitario.

La Ponferradina marca el descenso con 25 puntos, que son los mismos que tiene el conjunto que le precede en la tabla clasificatoria, el Racing de Santander. Los cántabros salieron el sábado peor parados de Mendizorroza. El que será el próximo rival de los rojillos el domingo a las dos de la tarde; el Alavés, superó a su rival por 3-0. Los vitorianos han alcanzado ya los 40 puntos y están en zona de play off; son los cuartos.

Por la parte baja de la tabla clasificatoria el equipo que mejor lo hizo fue el Tenerife que se impuso a domicilio al Cartagena. Ganaron por 0-1 y gracias a esos tres puntos los canarios están en estos momentos empatados con el Mirandés, ya que tiene treinta en su haber.

El Málaga sigue sin acabar de encontrar el modo de salir de la zona de descenso y volvió a cosechar un empate. El último lo consiguió contra el Burgos en La Rosaleda. El electrónico marcó al final de los noventa minutos 1-1, para que los andaluces sumen ahora mismo, tras veinticuatro jornadas 21 puntos.

Lugo e Ibiza cierran la tabla con 21 y 16 puntos respectivamente después de que en la jornada cayeran por 1-2 y 2-0 respectivamente ante Villarreal B y Granada.

Todo apretado

El Mirandés ha caído cuatro puesto porque estaba todo muy apretado en la zona, y la victoria de los amarillos, así como la del Sporting por 1-0 ante el Zaragoza y el empate (1-1) entre Huesca y Oviedo, han hecho que estén los cuatro empatados a 31 puntos y superen por lo tanto, por uno a los rojillos.

La equidistancia que había pata el Mirandés entre los puestos de descenso y los de play off, que era de cinco puntos en ambas direcciones, ya no es tal. Al no puntuar los de arriba se han ido un poco más. El Granada que es el sexto clasificado está ahora a ocho puntos.