Los miembros del cuerpo técnico Etxeberria, Martínez, Hurtado, Prieto y Pérez siguen a los grupos de jugadores en un entrenamiento. / Avelino Gómez

«Hay que manejar los nervios y dar un plus de concentración»

Etxeberria admite que «tenemos que madurar en los minutos claves, cuando encajamos» y no oculta que «estamos muy necesitados»

A. G.

«Es un reto muy exigente, pero estamos muy necesitados. Jugamos en casa y queremos traducir la buena semana de entrenamientos, con la gente muy concienciada de la importancia de este partido, en dar nuestro máximo nivel en la competición». Es lo que expuso Joseba Etxeberria en la previa.

«Concentración y dejar a un lado los nervios, que te hacen jugar peor. Manejar eso, sabiendo lo que nos estamos jugando, la necesidad que tenemos, pero traducida en clave positiva», sostiene el entrenador rojillo.

Considera que «el hecho de estar obligado te hace estar alerta y concentrado, pero tenemos que saber gestionar esto, aprovecharnos de la concentración, estar alerta todo el partido y en fase ofensiva, ser un equipo dinámico y muy atrevido, que lo intente de todas las maneras». Se muestra «convencido de que la primera victoria nos quitará esa pesada mochila de no haberla logrado».

Intensidad y decisión para ganar. Acerca del hecho de que el 73% de los goles hayan llegado al final del primer tiempo, del segundo y en momentos claves, reconoció que «no es casualidad cuando se repite tanto. Tenemos que dar un plus de concentración, de atención, de madurez y en esos minutos psicológicos ser más fiables».

Entiende que «salvo el día del Málaga, que no me gustó, en el resto de partidos hemos competido y dado la cara. Eso nos hace indicar que no estamos tan lejos de ganar. En muchas fases, ha dado el nivel, no está siendo suficiente, así que hay que insistir y alargar en minutaje esos buenos momentos».

Cree que «hoy en casa hay una buena oportunidad». El Zaragoza viene de una dinámica muy buena, está con mucha confianza, pero nos jugamos mucho, estamos últimos y eso te obliga a dar tu mejor versión. Es el momento de apretar todos y de ver un equipo en el que atacan todos y que en fase defensiva todos echan una mano».

Y es que «en Segunda, si no estás al cien por cien concentrado, lo pagas. Tenemos que mejorar en eso. El rival, con poco, nos hace mucho daño».

Etxeberria se siente «como el resto de jugadores, muy mentalizado en sacar esta situación. Como cada temporada, con tantas caras nuevas, cuesta, no hemos ganado, pero esa necesidad nos tiene que llevar al compromiso, que la grada lo sienta así y que el efecto rebote nos ayude. Estoy centrado en trabajar».

Jugar a ritmos muy altos e incomodar las transiciones del rival

El plan de partido ante el Zaragoza pasa por «intentar jugar a ritmos muy altos e incomodar al rival en las transiciones. Es un equipo que contrataca muy bien, tienen mucho dinamismo con la gente de arriba y tenemos que estar atentos a las vigilancias. Cuando se pierda el balón, impedir que contragolpeen y con balón, ser dinámicos, jugar rápido y que vaya con mucha fluidez; ahí sí somos un equipo peligroso. En fase ofensiva, los datos nos dicen que llegamos mucho, pero no lo estamos rentabilizando. Arriba, hay que tener más eficacia por parte del equipo».