El exmirandesista Hugo Rama saludó a la afición rojilla en su anterior visita y ahora volverá a ser rival en la Copa. / A. Gómez

El Lugo será el segundo rival copero el día 16 de diciembre

El Mirandés se jugará en el estadio Anxo Carro el pase a la tercera ronda, donde aumentan las posibilidades de recibir a un Primera en Anduva

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés se volverá a medir al Lugo en la Copa del Rey, un rival de sobra conocido no solo por sus emparejamientos en liga, tanto en Segunda como en Segunda B, sino también por los cruces que han protagonizado en anteriores ediciones coperas. La eliminatoria a partido único tendrá lugar el jueves, 16 de diciembre, a las 20 horas (Footters) dado que el Mirandés se enfrentará a la Real Sociedad B el lunes anterior, el 13, con motivo del choque correspondiente a la competición doméstica.

La del Mirandés fue la última bola en salir del sorteo. Al tratarse de dos equipos que compiten en la misma categoría, el hecho de que apareciese primero el nombre del bloque albivermello propicia que la ronda se resuelva en el Ángel Carro.

Si el equipo de Miranda se deshizo en el primer cruce del San Roque por un claro 0-3, más complicado lo tuvo el adversario, que logró la clasificación para la siguiente ronda con una sufrida y costosa victoria en el campo del Unión Adarve, después de jugar una prórroga y proceder a la tanda de penaltis.

El tiempo de juego concluyó 2-2 y los tantos de Joselu (hermano del mirandesista Simón) y de Barreiro para el siguiente rival del Mirandés en el torneo del KO. Desde el punto fatídico, el Lugo marcó 4 y los locales, 3.

Las primeras plantillas de ambas entidades se vieron las caras en esta competición en la temporada 2013/14. Aquel duelo, que también se disputó en la localidad gallega, acabó con empate a uno tras adelantarse el entonces mirandesista Juan Muñiz en el minuto 3 y empatar Pablo Álvarez en el 22. No hubo más tantos en el tiempo reglamentario y el pase se decidió desde los once metros. Así fue como el Lugo obtuvo la clasificación el día 11 de septiembre de 2013 tras el resultado de 4-3 en los penaltis.

El sorteo se estaba realizando en Las Rozas mientras Lolo Escobar daba la previa a los medios locales ante el choque contra la Ponferradina. «Vivo tan al día y tengo un baño de realidad tan permanente que me da igual el rival de la Copa. Estamos centradísimos en la Ponferradina, en ir al Toralín, hacer un gran partido y seguir rascando. Lo único que me vale de la Copa es meter más cosas positivas en la mochila, llevar tres partidos consecutivos sin perder y vamos a intentar que este domingo sea el cuarto y poder sumar de tres. Estoy enfocado en eso».

Obviamente, prefería «jugar en Anduva porque, al ser a un partido, mejor que lo vean nuestros espectadores pero no estoy pensando en el rival. Te trastoca el calendario, me encantaría ir semana a semana, jugar los domingos a la misma hora pero como eso no es posible... Nos trastoca a todos, aunque es verdad que la Real no tiene compromiso esa semana; es lo que hay».

Si los rojillos superan al Lugo, se clasificarán para la tercera ronda que se jugará la semana de Reyes, entre el martes, 4, y el jueves, 6 de enero.

Ya en esa eliminatoria aumentarán de forma considerable las posibilidades de recibir en Anduva, de nuevo, a un equipo de Primera División.