El Lugo tiene menos límite salarial que el club rojillo al ser de solo 4,8 millones de euros

A. GARRAZA

La máxima que se da en casi todos los duelos de Segunda División con el Mirandés en liza esta vez no se cumplirá porque en esta oportunidad es de las ocasiones en que es al revés: el adversario es el que menos disponibilidad económica tiene de los dos contendientes para confeccionar la plantilla: solo 4,8 millones de euros en el caso del Lugo o, lo que es lo mismo, 900.000 euros menos que el Mirandés.

Es así porque la entidad gallega cuenta con el tercer tope salarial más bajo de la Segunda División, mientras que el del club de Miranda es el que aparece en el quinto lugar por la parte inferior de la tabla . Solo el Amorebieta, con 4,6 millones y el Girona, con 3,9 (éste con matices porque en la capital catalana tienen permiso para superarlo y para reponerlo la próxima temporada) figuran por debajo de los gallegos. El Burgos es el que se sitúa justo por encima y, a continuación, aparece el Mirandés.

Las incorporaciones han sido Ricard Sánchez (Granada), Álex Pérez (Logroñés), Joselu Moreno (Tenerife) Jaume Cuéllar (SPAL), Josep Señé (Mallorca), Alberto Rodríguez (Tamaraceite), Óscar Whalley (Castellón), Chris Ramos (Valladolid), David Mayoral (cedido Cádiz), Juan Ros (Villarreal B) y Diego Alende (cedido del Valladolid).