Borrar
Barbu ya ha celebrado un gol y la victoria en El Sardinero. Prensa2
López advierte de los registros de un Mirandés que ya ha asaltado El Sardinero otras temporadas

López advierte de los registros de un Mirandés que ya ha asaltado El Sardinero otras temporadas

El entrenador del Racing apunta que el equipo rojillo «no está en nada por encima de la media, pero controla muchos tipos de juego»

Ángel Garraza

Sábado, 11 de mayo 2024, 00:01

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

José Alberto López, exentrenador rojillo y actualmente, desde el curso pasado, en el Racing, indicó ayer que el Mirandés «ha tenido buenos resultados en las dos últimas salidas y tiene jugadores jóvenes, con descaro. No destacan en nada por encima de la media, pero controlan muchos tipos de juego. El Mirandés puede estar en bloque bajo, transitar y es peligroso a balón parado».

El técnico asturiano aseguró que el bloque de Lisci «se adapta mucho a lo que el partido le va pidiendo. Tienen jugadores jóvenes, con mucho atrevimiento y piernas porque, al igual que el Elche, es uno de los equipos de la categoría que más metros recorre a alta intensidad».

José Alberto apuntó, sobre su equipo, que «la gente está muy metida, muy ilusionada y con ganas de que la pelota se ponga a rodar. Todos tenemos muchas cosas en juego, tenemos que estar centrados en nosotros y con la capacidad de sufrimiento muy alta».

Admitió, ante la cita de hoy, que «lo que quiero, lo tengo en la cabeza, ahora tengo que ver si somos capaces de llevarlo a cabo. Es muy importante tener soluciones y alternativas» y se refirió a las bajas que sufre ante el conjunto mirandesista.

A Íñigo Sainz Maza le han quitado la tarjeta roja que vio ante el Elche, pero sufre molestias físicas. «Está bien, tiene buenas sensaciones. Hay jugadores que van justos y hemos querido controlar mucho las cargas, pero se siente bien y al 100% para mañana (por hoy)».

Pese a las cuatro ausencias (Peque, Mario García, Dani Fernández y Mantilla) desde el cuerpo técnico del primer equipo aseguran estar «muy tranquilos. Podemos sacar un once de garantías».

Para completar la convocatoria, José Alberto ha decidido contar con dos futbolistas del Rayo Cantabria (tres, incluyendo a Jeremy Arévalo): Adrián Corral y Neco Celorio. Todo ello para medirse a un Mirandés que ya sabe lo que es asaltar El Sardinero en anteriores temporadas.

Tres victorias en la historia reciente

Es un estadio donde el conjunto rojillo casi siempre da la cara. Así se comprueba cuando se analiza la historia reciente de los enfrentamientos entre ambos conjuntos. Es un escenario donde se han dado los tres signos posibles, pero en casi todos el Mirandés ha competido. Tres victorias, otras tantas derrotas y un empate es el balance desde que ambos conjuntos se vieron las caras en la histórica temporada para los rojillos, la 11/12, en la Copa.

En aquella ocasión, un gol de Pablo Infante desde el punto de penalti supuso el empate a un gol y el pase a cuartos de final tras el 2-0 que arrojó el duelo de ida en Anduva.

Aparte de este cruce copero, se han registrado resultados positivos posteriormente tanto en Segunda como en Segunda B (con anterioridad, ya se habían medido en la categoría de bronce, en la campaña 1990/91, con 2-0 a favor de los cántabros).

Los dos equipos en el fútbol profesional coincidieron por primera vez en el curso 12/13. Fue el debut del Mirandés en LaLiga. Aquel choque concluyó 2-0 a favor de los locales. La siguiente ocasión que se cruzaron, el 14/15, el marcador sonrió a los mirandesistas, que vencieron por 1 a 2 en la segunda jornada de competición gracias a los goles de Rúper y César Caneda. El conjunto rojillo se puso con ventaja de dos goles.

Este resultado se repitió la temporada pasada, cuando Barbu, de cabeza, y Roberto López sellaron el triunfo después de que empatara el Racing.

La única nota discordante y, a la vez, la excepción que confirma la regla de que el Mirandés acostumbra a competir en Santander, se produjo en el ejercicio 19/20. Aquel 4-0, con una pésima imagen del equipo, en la sexta cita del calendario supuso un auténtico punto de inflexión porque a partir de ahí, el Mirandés creció para acabar firmando otra histórica campaña al llegar, de nuevo, a una semifinal de Copa.

Triunfo en Segunda B

También en Segunda B constan victorias. La de 2017/18, en la tercera cita de aquella liga, Cervero, de penalti, hizo el 0-1 que al final sería el marcador definitivo para que los tres puntos 'volasen' hacia Miranda.

Un año después, 2018/19, ambos equipos se jugaban acabar el campeonato en cabeza. El Mirandés jugó un notable encuentro pero errores groseros individuales propiciaron el 3-2 final, un resultado que los rojillos no merecieron.

Cayeron, acto seguido, a la tercera plaza de la competición, pero el mirandesismo guarda en el recuerdo que esa travesía acabó de la mejor forma posible, con el ascenso y la vuelta a Segunda División. Eso sí, a través del camino más largo.

Ocho goles a favor y 12 en contra es el balance, a causa principalmente de la goleada encajada, en la única ocasión que los jabatos realmente no compitieron en tierras cántabras desde que en los últimos trece años estos equipos se han medido con una mayor regularidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios