Escobar valora la dinámica de su equipo. / avelino gómez

Lolo Escobar: «El equipo nunca ha estado tan mal como la gente piensa»

El entrenador defiende que el vestuario ha sabido mantener siempre la cabeza fría en los peores momentos a pesar de su juventud

R. C. G.

El discurso de Lolo Escobar apenas ha variado en las últimas jornadas. Si en los peores momentos, el técnico aseguraba que no notaba nervioso al vestuario, ahora después lograr dos triunfos consecutivos esta semana tampoco percibe un gran cambio anímico en sus jugadores. «Siempre he dicho que veía un vestuario feliz, no sé si por su juventud o porque se llevan fantásticamente entre ellos. El ambiente era y es muy bueno», afirma el preparador extremeño.

Escobar defiende que el equipo «está muy bien» y que lleva mucho tiempo siendo fiel a una idea de juego. «Ahora toca insistir en los que hacemos. Igual que tras los golpes de Valladolid o de Ponferrada volvimos a nuestra línea, en estos momentos tenemos que seguir ese camino», puntualiza el técnico, que ha rotado en la Copa para no cargar de minutos a los jugadores habituales en Liga. «Jugamos un poco con el estado físico de los futbolistas para afrontar cada encuentro con la barra de energía llena».

Aunque el Mirandés aún es el equipo que marca la salvación, el triunfo ante el filial de la Real Sociedad ha supuesto un balón de oxígeno. «Ganar en Cartagena y llegar a los 26 puntos sería espectacular», reconoce Escobar, quien valora que el equipo haya mantenido siempre la calma. «Hemos tenido la cabeza fría en todo momento. Nunca hemos estado tan mal como la gente piensa».

En este sentido, el míster rojillo admite que a lo largo de la primera vuelta el Mirandés «ha tenido diferentes dinámicas y más o menos acierto, pero nunca hemos estado tan mal como se pensaba», remarcaba durante su comparecencia ante los medios justo antes de emprender viaje hacia Cartagena.

Respecto a su rival, tiene claro que le espera un equipo «difícil de contrarrestar porque tiene muchos automatismos en salida de balón».

No se baja de la pelea

Luis Carrión es «ambicioso» y quiere que el Cartagena mire hacia arriba aunque «tenemos menos presupuesto que otros clubes, pero mucha más ilusión». El técnico local no duda al afirmar que en el partido ante el Mirandés «hay que dejarse la vida» porque su equipo puede acabar más cerca de los puestos altos que de la permanencia si logra el triunfo.

Carrión so se fía de la clasificación de los rojillos y destaca la calidad individual de algunos mirandesistas. «Es un equipo con jugadores que el día de mañana serán de alto nivel. Han hecho partidos increíbles, como en Ponferrada, y otros en el que tuvieron algunas dudas. Me gusta su modelo de juego», admite.

Preguntado por Ortuño, al que Rubén Castro cierra las puertas a la titularidad a pesar de ser un delantero con contrastada experiencia, Carrión reconoce que «a veces creo que soy injusto con él, pero busco lo mejor para el equipo. Quiero que siga trabajando así y nos gustaría poderlo encajar en la alineación de alguna manera. Ojalá todos fuesen como él», remarca.